Así estaba cuando llegué

Efectivísimas

 

¿Cuándo la usas?

Cuando ya la regaste: conectaste un aparato en dónde no debías y ha hecho corto circuito, se te cayeron los canapés para toda la fiesta, derramaste vino, pintura, salsa verde sobre las sillas blancas de casa de tu suegra, quemaste con el cigarro el asiento de piel del amigo, de tu amiga, que acabas de conocer. En fin.

¿Cómo continúas con la farsa?

Con mucho estilo: extiendes la sonrisa más amplia que te conozcas y te ofreces a enmendar la falla: “si quieres yo lo limpio, no sé quién habrá sido”.

Nivel de efectividad:

Depende, 5 de 5 si nadie te vio hacerlo, 1 de 5 si alguien te cacha la mentira.