Aracnofobia

Ñaca, ñaca

¿Por qué nos da miedo?
Dudes, han visto las malditas arañas… qué no hay que temerle, sus mugres ocho patas, su cuerpo escurridizo, sus ojos, cómo se pueden meter dentro de tu cama sin que te des cuenta. Todo, maldita sea, si Dios perdió una apuesta con el diablo, el resultado fueron las arañas.

Sería peor sí:
Si fueran del tamaño de una mano… esperen.. existen las tarantulas.

Para enfrentarla:

Vive en el Polo Norte, y sobretodo, nunca en tu vida se te ocurra ver Animal Planet.