Acúsanos con tu mamá

flickr.com / Lutz-R. Frank

Sí, con tu mamá. Es
lo único que te faltó. 

Si en vez
de haberte ido
con la colita entre las patas a un útero simbólico donde nunca nadie va a decir
nada feo de tu trabajo, sólo nos hubieras acusado con ella todo se hubiera resuelto más
fácil, más rápido y sin tanto drama. 

Pudiste haberle dicho que la gente virtual te estaba molestando, ella hubiera abierto su cuenta y defendido tu honra cual velociraptor a sus crías, a través de hashtags como:

#cuandoescribaneltemadeunapelículaenlaquesaleunBichiravísenme

#aleksrulez

#esmibicentenarioyhagoloquequiero

#mihijoesmásguapo

¡Mami al rescate!