10 historias negras de la Selección Mexicana

El Tri se despide de su afición antes de Brasil 2014

Facebook: MiguelHerreraDT

Hace unos días el director técnico de la Selección Mexicana de fútbol, Miguel Herrera, dijo que prohibiría a los jugadores tener relaciones sexuales, beber alcohol y fumar durante su participación en el Mundial de Brasil 2014. Sin embargo, la fiesta y los excesos han acompañado a los integrantes del Tri en diversas competencias.

Supersticiones, fiestas, alcohol, sexoservidoras y excesos son parte del representativo Tricolor fuera de las canchas. Algunos de los jugadores convocados al certamen mundialista de Brasil han participado en los escándalos fuera del campo de los últimos años. ¿Será necesario ponerles un grillete para que no abandonen la concentración?

A unos días de que comience la fiebre mundialista de Brasil 2014, recordamos 10 historias negras de la Selección Mexicana.

Fiesta en Ecuador

El 26 de junio de 2011 mientras la Selección Mexicana Sub-22 disputaba su penúltimo partido amistoso ante Ecuador previo a la participación de la Copa América, fueron robadas algunas pertenencias del hotel de concentración del Tri. La administración del Hotel Quito ofreció su versión y fue confirmada, el hurto se debió a que algunos jugadores invitaron a las habitaciones a sexoservidoras, quienes robaron las llaves para entrar un día después.

Por esta parranda Israel Jiménez, Néstor Vidrio, Jonathan dos Santos, Marco Fabián, Jorge Hernández, Javier Cortés, David Cabrera y Néstor Calderón fueron inhabilitados seis meses y pagaron una multa de 50 mil pesos

Pasión fuera de la cancha

Trece jugadores de la Selección Mexicana fueron sancionados por la Femexfut en septiembre de 2010 por realizar una fiesta en un hotel de Monterrey luego del partido amistoso contra Colombia, y en la que los medios aseguraron habían asistido sexoservidoras. Guillermo Ochoa, Francisco “Maza” Rodríguez, Carlos Salcido, Andrés Guardado, Gerardo Torrado, Pablo Barrera, Giovani dos Santos, Javier “Chicharito” Hernández, Rafael Márquez, Enrique Esqueda y Héctor Moreno recibieron una multas económicas de 50 mil pesos, pero sólo Carlos Vela y Efraín Juárez fueron suspendidos por seis meses.

Días después Yamile, una persona transgénero, reveló que Carlos Salcido lo invitó a la reunión con los seleccionados: “un día, antes del partido, yo estaba trabajando en la Ciudad de México y él me comentó que iba a jugar en Monterrey, pero le dije que no iba ir, porque estaba trabajando. Me respondió que era una pena, porque iba a haber una reunioncita y después de eso tomé el vuelo a Monterrey”.

Reventón brasileño

Durante la Copa Confederaciones 2013 en Brasil el table dance “Termas Centaurus” fue un sitio visitado en varias ocasiones por jugadores y cuerpo técnico de la Selección Mexicana, sin importar que la concentración en este tipo de competencias y partidos amistosos no lo permiten. La asistencia de algunos miembros del Tri la dio a conocer el columnista Ancelmo Gois, en el diario O’ Globo.

En el lugar fueron vistos Giovani Dos Santos, Andrés Guardado, Javier “Chicharito” Hernández y Aldo De Nigris. El “Termas Centaurus” es uno de los lugares más exclusivos y costosos de Río de Janeiro. Trascendió que Francisco “Maza” Rodríguez se subió a uno de los cuartos del lugar con tres mujeres y Javier Aquino llevó a una muchacha de pelo negro y piel blanca, ahí “festejaron” la derrota ante Italia.

Sustancias prohibidas

En la edición de la Copa América de 1999 en Paraguay, los seleccionados Raúl Rodrigo Lara y Paulo César Chávez dieron positivo en el doping por testosterona y nandrolona en exámenes realizados tras un partido del torneo, por lo que fueron suspendidos seis meses de toda competencia de Conmebol.

En la Copa Confederaciones 2005 en Alemania los jugadores Salvador Carmona y Aarón Galindo fueron separados de Tri porque ambos jugadores dieron positivo por naondrosterona. En la Copa Oro 2011 Guillermo Ochoa, Antonio Naelson Sinha, Edgar Dueñas, Francisco “Maza” Rodríguez y Christian Bermúdez dieron positivo por Clembuterol luego del primer partido del certamen. 

Escándalo hotelero

En junio de 2008 después del partido en que la Selección Mexicana derrotó 4-0 a Perú, el entonces portero y capitán Oswaldo Sánchez fue detenido por la policía de Chicago por escandalizar en el Hotel Westin. En el lugar se concentraba el Tricolor y se realizó un pequeño convivio que subió de tono, lo que provocó que algunos huéspedes se quejaran. La gerencia del hotel les pidió a los seleccionados “bajar el tono del festejo”, lo cual fue ignorado por los jugadores, por lo que se presentó la policía. El guardameta pagó una fianza de mil dólares para salir libre después de dos horas. 

Jóvenes ‘Cachirules’

La Selección Mexicana fue suspendida de competiciones internacionales (Olímpicos de 1988 y el Mundial de 1990) debido a que consiguió su clasificación al Mundial Juvenil de Arabia Saudita alineando a cuatro jugadores que superaban la edad permitida. Aurelio Rivera, uno de los “cachilures” descubierto declaró que más de la mitad del plantel que participó en el selectivo juvenil superaba la edad permitida por la FIFA y no sólo los cuatro que fueron descubiertos.

La ‘Mazaseñal’

Luego de empate a cero goles entre México y Jamaica en el Hexagonal Final por la clasificación al Mundial Brasil 2014, Francisco “Maza” Rodríguez mostró su enojo y frustración con una seña obscena en televisión nacional mientras entrevistaban a José de Jesús Corona en febrero de 2013. El “Maza” hizo la misma señal que Britney Spears.

El ‘México jodido’

Meses antes del Mundial Sudáfrica 2010, el entonces entrenador nacional Javier Aguirre declaró a la Cadena SER de España: “México está jodido…México está atrapado entre el 10 y el 15vo. lugar, de eso a dar un salto grande hay mucha distancia, tenemos jugadores jóvenes talentosos y muy viejos talentosos” y le preguntaron qué haría después del mundial, respondió:”Me regreso a España, Italia, Inglaterra… no que me voy a quedar aquí para nada”. La sinceridad le afloró.

Además durante el Mundial se echó a la afición encima al preferir a Guillermo “Guille” Franco antes que a Javier “Chicharito” Hernández y dejar fuera a Andrés Guardado. Se rumoró que la Selección Mexicana ya tenían las maletas lista para el regreso antes de enfrentarse a Argentina, y que Aguirre tenía un contrato con un equipo español. Tras la eliminación, Aguirre regresó a México, preparó sus maletas y cumplió, se fue del país a dirigir al Zaragoza.

Magia Vudú

Antes de que el Tri viajara al premundial de 1973 en Haití ya se hablaba de las grandes fiestas que organizaban los jugadores. Los seleccionados llegaron con miedo al país caribeño, pero no era temor a los rivales sino a la magia vudú. A su llegada al abordar el autobús fueron recibidos por un grupo de aficionados haitianos que le dieron una sacudida al camión y dos jugadores se enfermaron del estomago por el susto.

La Selección Mexicana empató con Guatemala y Honduras, pero en los cotejos a Enrique Borja le dio un tirón, a Rafael Puente le dio un escalofrío inexplicable y en una comida a Ignacio Calderón le explotó un vaso que le ocasionó una herida. México derrotó 8-0 a Antillas Holandesas. Los jugadores tenían botellas de ron en sus habitaciones, por lo que también se emborracharon previo a los partidos. Después corrió el rumor de que la Selección Mexicana sería masacrada “por una turba de negros” al término de siguiente partido. Espantados los jugadores salieron al campo y perdieron 4-0 ante Trinidad y Tobago, por lo que México no calificó al mundial de Alemania 1974.

Fiestas nacionales

En septiembre de 2010 el analista deportivo José Ramón Fernández reveló en su cuenta de twitter que los romanos envidiarían las fiestas de la Selección Mexicana y recordó: “Cuando La Volpe era el técnico había un encargado de organizar las fiestas y de llevarles chicas, David Medrano me lo contó, que no lo niegue”.

Javier “Cabrito” Arellano relató que Ricardo La Volpe contrató Katy Camacho, una consejera espiritual para la Selección Mexicana. En redes sociales el futbolista contó que un día La Volpe los hizo escribir todos sus temores y meterlos a un ataúd: “Caminamos con el ataúd por todo el campo y lo enterramos. Cavaron el pozo mientras un güey iba con campana y otro echando humo“. Y no fue el único servicio espiritual que prestó: “Un día con una chamana o algo así, nos llevaron a las pirámides de México dizque a recargar energías. Jajaja y estábamos como güeyes, soplando hacia el sur, hacia el norte con los ojos cerrados. Y un día en la Copa América de Perú nos puso a jadear como perros que porque los perros así sacaban las malas vibras”.

Además la consejera espiritual le aconsejó a La Volpe no convocar a Cuauhtémoc Blanco, el argentino le hizo caso y marginó del Mundial de 2006 al jugador mexicano.

¿Y ustedes qué opinan?