9.- Fishers:

De campeones

Fishers: Sí, leíste bien. Esta marisquería de repente sacó desayunos (entre otras cosas porque era el templo de mucho que llegaban a sobrevivir el via crudis). Así que, decidieron sacar una versión chilaquilera: en un platito hondo de barro, con totopos servidos con salsa verde, roja o enmolada. A estos no les podía faltar el toque de la casa: puedes pedirlos (si tu estómago aguanta) con mariscos.

Enchilómetro: 5 de 5 (estos si fueron pensados para levantar muertos).