7 prejuicios contra los bisexuales

Que si están indefinidos, que si son promiscuos...

iStock

Todos hemos escuchado alguna vez algún comentario suspicaz sobre la bisexualidad porque en un mundo donde sólo vemos blanco y negro, es difícil comprender y aceptar la gran gama de colores y posibilidades que siempre ha tenido nuestra sexualidad. Pues bien, nos dimos a la tarea de recoger hasta el cansancio cuáles son los prejuicios más recurrentes hacia los bisexuales y la verdad es que algunos nos ruborizaron, otros nos indignaron y unos más hasta nos dieron risa. Estamos en pleno siglo XXI y esto es lo que piensan hoy por hoy muchos chilangos acerca de la “bicicleteada”, como muchos llaman coloquialmente a la bisexualidad.

 

Que son indecisos

Muchas veces esto más que prejuicio parece ser más confusión que otra cosa. Muchos gays antes de salir del closet y aceptar su orientación, se nombraron bisexuales como para no sentirse tan culpables de su atracción hacia otro machín y a manera de compensación, si se decían bisexuales, reparaban el daño de la homosexualidad con una atracción hacia las mujeres. Pero también hay muchos heterosexuales que por tener una relación sexual esporádica con alguien de su mismo sexo han creído que eso los convierte en bisexuales y que quizá ésta sea sólo una etapa transitoria para definirse por hetero y homo. Y aunque si le rascamos podríamos encontrar rastros de bisexualidad en tener sexo esporádico con alguien de tu mismo sexo, lo cierto es que los ‘machos calados’ no entran en esta orientación sexual. La bisexualidad ni es transitoria ni es una “forma de entrada” a la homosexualidad abierta y declarada.

 

Que son infieles

Para muchos y muchas enfrentarse a la bisexualidad de una pareja representa todo un reto, una prueba de fuego para el amor. Todos hemos estado en esa plática de amigas cuando de pronto una dice “yo anduve con un bisexual”, como si fuera un círculo de Alcohólicos Anómimos o como si fuera algo de lo que deberíamos sentirnos por lo menos preocupados. No me gusta andar con bisexuales —menciona una chica— porque si tu novio te engaña con una mujer pues ya sabes cómo operar pero si te engaña con un hombre ¡cómo compites!

 

Que son poliamorosos por naturaleza

Es cierto, quizá algunos bisexuales sean adeptos del poliamor —como también lo son algunos homos y heteros—, pero de ahí a creer que si eres bisexual debes ser poligámico y amante de los tríos, los cuartetos, los conjuntos, sonoras y hasta bandas de guerra para echar pasión, eso ya es otra cosa. Lo cierto es que eso que atribuir a la bisexualidad una apertura innata suena más a obligatoriedad que a otra cosa.

 

Que no pueden tener relaciones serias

Dicen que son incasables, porque cómo sostener una relación seria con alguien bisexual si en algún momento se irá con otro u otra, porque su naturaleza es ser aves de paso. La idea es que hay quienes creen que una persona bisexual si está con alguien de determinado género siempre buscará alguien del otro, porque no pueden estar sin ambos todo el tiempo.

 

Que es una zona de confort

Muchos creen que los bisexuales se la viven de flor en flor en flor y que una decepción con alguien de determinado sexo puede significar una posibilidad con alguien de otro. Hay quienes creen que tienen el doble de probabilidad de ligar porque tienen más de dónde escoger que sus limitados pares homo o heterosexuales.

 

Que son una incubadora de infecciones de transmisión sexual

Lamentablemente se tiene la idea de que las mujeres bisexuales son las que transmiten infecciones de transmisión sexual a las llamadas lesbianas ‘puras’ o que en el caso de los hombres, son estos los que llevan ITS a las mujeres heterosexuales. Y la neta es que no podemos dejar a la orientación sexual del otro nuestro cuidado a la hora de la pasión, porque eso es un asunto personal, damita/caballero.

 

Que algún género debe gustarles más que otro

Hay quienes no conciben la idea de que alguien pueda sentir una atracción física o sentimental hacia hombres y mujeres por igual porque para esta gente eso de las dualidades simplemente es imposible. Cómo olvidar esas charlas cuando alguien pregunta a un bisexual ‘¿quién es mejor en el sexo, un hombre o una mujer?’ Todos quieren llevar agua a su molino y la verdad es que para la mayoría de bisexuales es imposible la idea de pensar en quién es mejor en la cama o quién podría gustarles más, si un hombre o una mujer. Nunca falta quien pregunte a un bisexual quién le gusta más o a quién prefiere, si hombres o mujeres, esa pregunta suena así como si alguien preguntara ¿qué prefieres, los tacos de suadero o los de pastor? Son cosas tan diferentes y tan sabrosas las dos que son incomparables.

 

Cuánta mogijatería en tan poco espacio. No cabe duda que nuestros tabúes y la falta de conocimiento que tenemos acerca de la sexualidad humana nos hace ser arbitrarios. La bisexualidad es una orientación sexual real y legítima —tanto como la heterosexualidad y la homosexualidad—, aunque es preciso decir que es la más invisible de las tres porque se sale de esos estándares blanco/negro con los que calificamos y etiquetamos todo.

 

Hay estudios que aseguran que todos somos bisexuales, hasta los machos más machos o las más féminas. Quizá podríamos comenzar por respetar a quienes se asumen como bisexuales, ultimadamente por qué tanta preocupación por la cama ajena si lo que debería importantos es que no falte el rigor en la propia, ¿no?

También checa:

El papa se enoja

10 frases chilangas que los extranjeros no entienden

5 fotos de Daft Punk sin casco