7 motivos por los que una pizza te saca de la depre

Ahórrate el psicólogo y la terapia en menos de 30 minutos

iStockKatoomba, Blue Mountains, NSW, Australia

La época navideña es una de las más temerarias. Algunos rebosan de felicidad y se suben al tren (¿o deberíamos decir: trineo?) del mame y no sólo ponen su arbolito, sino que decoran su coche con cuernos y nariz roja, ponen esferas en su lugar godínez y, por si fuera poco, le toman mil fotos a sus chavitos vestidos de renos o duendes que después suben de forma indiscriminada a las redes. 

Pero también está ese otro sector que odia estas fechas. Aquellos que recuerdan con ardor que el dichoso gordito Clos jamás les trajo algo que querían, que saben que tendrán que chutarse a la tía fregona preguntándoles cuándo se casan y que tendrán que comer el bacalao acedo que preparan sus suegritas.

A todos ellos les tenemos una noticia: la pizza puede ser su salvación. Bueno, quizá no se puedan zafar de la odiosa cena navideña, pero si quieren eliminar la depresión que les genera estas fechas, éntrenle con singular alegría a una de estas exquisiteces redondas durante los días previos a la Navidad. Si no les quita la depresión, seguro se les olvida.

Es más caliente que tu ex

¿Acaso hay algo mejor que eso? 

Es la mejor compañía para ver una película

No te tienes que chutar las puntadas de tus amigos ni a tu pareja preguntándote el porqué de cada cosa que sucede en la película. Ella guarda silencio y te acompaña sin chistar. Se mantiene al pie del cañón a tu lado. Y bueno, la mejor fórmula para liberarse de esas basurillas que a veces nos inundan los ojos consiste en: película &#43 pizza. El resultado es la felicidad inminente.

Cuando más lo necesitas, llega en menos de 30 minutos

Nada de: “uy, mano, sí llego, pero después de la chamba”, “¿un café? Híjole, no tengo con quién dejar a mis hijos”, “ok, pero tardaré como una hora y media en llegar porque el tráfico está salvaje”. Nada. Su promesa es fiel: 30 minutos o es gratis. Y recordemos: lo mejor de la vida es gratis.

Tiene todas las cosas que te hacen feliz

¿Te gusta el queso? ¿El pepperoni? ¿Los champiñones? ¿Eres vegetariano? Bien, tus deseos son órdenes. Nada de tener que aguantar a un psicólogo o a un amigo que te dé consejos que no te convencen. La pizza tiene todo lo que tú quieres y cumple con su deber.

Incluso fría es buena (no como tu ex)

Jamás escucharás algo así como: “me duele la cabeza”, “no tengo ganas”. Una pizza siempre llegará a ti calentita y si no es así, te puedes quejar sin que te la armen de tos. Nadie te dirá que eres un demandante, simplemente la quieres caliente y AHORA.

Siempre te deja satisfecho

¿Te sientes vacío? ¿tienes un huequito que no sabes cómo llenar? Tu solución tiene cinco letras. No busques más, no te hagas el valiente, una pizza te dejará como nuevo.

No tienes que prometerle que saldrás de ésta

Cuando uno está en la depre es común escuchar comentarios alentadores. Y no es que estén mal, pero en muchas ocasiones los sentimos como si le quisieran echar más tierra al cadáver. A tus amigos podrás prometerles que saldrás de ésta, pero a nuestra querida compañera redondita, no. ¡Déjenme si estoy llorando!

Bah, si todo esto no funciona, cuéntenselo a quien más confianza le tengan. Finalmente no hay nada mejor que compartir una pizza con un buen amigo y desahogar nuestras penas, ¿o no?

También checa:

Cómo superar a tu ex con dignidad
Besar mal puede acabar tu relación
Los mejores memes de tacos al pastor
Las gordibuenas disfrutan más el sexo