7 Libros que todos mencionan pero que (casi) nadie ha leído

¿Y tú lees o nomás faroleas?

Getty Images

Seguro tienes un amigo que se la pasa compartiendo en sus redes sociales frases de escritores, hace check in en cuanta librería se les pone enfrente o se dice emocionadísimo porque se avecina alguna feria del libro. Hay quienes de verdad son amantes de la lectura y para ellos van nuestros aplausos, pero hay otros que únicamente farolean por convivir. Aquí les va una lista de esos libros que mucha gente menciona y cita, pero que pocos han leído o siquiera hojeado. 

Rayuela

Muchos se dicen enamorados del carácter y temple de La Maga.  Citan frases como “pero el amor, esa palabra” o “andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos, ¿pero realmente han leído toda la obra? Es fácil desenmascarar a un falso fan porque cuando le preguntas sobre la técnica que usó Cortázar para estructurar esta novela, no sabrá bien qué contestar y tratará de sacarte de la vuelta. Rayuela es uno de esos libros que es una experiencia juguetona y una verdadera delicia. Si sólo citas pedacitos para farolear pero no te has dado chance de explorarlo todo, te estás perdiendo de mucho. Éntrale sin miedo. 

La Odisea y La Ilíada

Para decir que algo es un periplo difícil de sortear o cuya extensión se ha vuelto una verdadera monserga, solemos decir “fue una odisea”. Sean honestos: ¿cuántos de ustedes realmente leyeron estos poemas atribuidos a Homero? Gracias a sitios como Monografías.com o El rincón del vago, los chamacos entregaban sus reportes en la secundaria o en la prepa, pero pocos leyeron estas obras. Y no, haber visto la película “Troya” con Brad Pitt tampoco cuenta. Por cierto, el episodio del caballo sólo se menciona por encimita en la Odisea. Es en la Eneida donde Virgilio abunda más sobre este pasaje mítico y lo redimensiona. 

Cien años de soledad

Es una piedra angular de la literatura latinoamericana y hay que entrarle con cuidado, porque puede ser un libro complicado. Hay quienes recomiendan iniciar con otros textos más ligeritos de García Márquez para empezar a agarrarle el modo, pero también se vale entrar por la puerta grande. Es una novela muy mencionada, sí, pero algunos la abandonan a la mitad pues es fácil extraviarse en el linaje de los Buendía. A lo más que llegan otros es a tararear “Macondo” de Óscar Chávez y es de ahí de donde han sacado el dato de las mariposas amarillas que seguían a Mauricio Babilonia. Dato: si consiguen la edición conmemorativa de la Real Academia Española, considérense afortunados porque viene con un cuadro genealógico de la familia Buendía y así podrán consultarlo cuando sientan que se pierden. 

La Biblia

 Se trata del libro con mayor número de traducciones así como el más vendido del mundo. Eso debería convertirlo en automático en el libro más leído, pero eso no es necesariamente es así. ¿Por qué? Porque mucha gente lo tiene en casa básicamente por tenerlo, ahí guardadito. Sabemos que sí hay quienes creen a pie juntillas en lo que plantean las llamadas “sagradas escrituras” y hasta son capaces de citar de forma precisa su contenido (¡qué memoria!), pero el común de los mortales la tienen en casa para parecer buenos creyentes. ¿O alguien aquí sí la ha leído completita? 

El Quijote

Don Quijote de la Mancha, también conocido simplemente como “El Quijote” es considerada la novela más importante no sólo de la literatura en nuestro idioma, sino de las letras a nivel mundial. Es el libro no religioso con más publicaciones y traducciones (aunque algunos le atribuyen este puesto a El Principito, de Exupéry). A pesar de estar escrito con una destreza sin igual, el castellano antiguo de la versión original lo vuelve un poco pesado de leer, por lo que muchos, como si se trataran de Paty Navidad, han tirado la toalla. Eso sí, mencionan la anécdota de la lucha contra los molinos de viento, para impresionar y no parecer incultos. Una de las pruebas más contundentes de que pocos lo han leído, es que no falta el que asegura: “como diría el Quijote, si los perros ladran es que vamos avanzando”. Ese es un detector infalible de posers, porque en ninguna parte del Quijote se menciona esa cita, falsamente atribuida a Miguel de Cervantes Saavedra. 

Romeo y Julieta

Si de amores intensos se trata, el de Romeo y Julieta es uno de los que más fuertemente se han anclado en el imaginario colectivo del mundo occidental. Si bien es prácticamente imposible que alguien desconozca estos nombres, pocos han leído el texto de Shakespeare que fluctúa entre tragedia y comedia y al estar escrito en verso, para algunos resulta un poco difícil o poco atractivo. Por otra parte, y ya poniéndonos más exquisitos, son menos los que saben que Romeo y Julieta es una adaptación (algunos dicen que plagio) de un cuento de tradición oral popular recogido tiempo antes por autores italianos como Mateo Bandello, Luigi da Porto y Masuccio de Salerna. 

Cualquiera de Sor Juana

Hoy por hoy, nadie pone en duda la decisiva huella de Juana de Asbaje, (conocida también por su nombre religioso, Sor Juana Inés de la Cruz), como una de las figuras más emblemáticas de las letras mexicanas. Muchos citan su poema “Redondillas” de forma errónea, diciendo que se llama “Hombres necios” y pocos lo han leído completo, ya no digamos alguna de sus recopilaciones poéticas enteras. Luego por qué tenemos a brillantes personalidades como Cristian Castro refiriéndose a la décima musa como “esa chica… de la Cruz”. Lamentable. 

Estos son solo siete, pero hay muchos, muchos más que los posers literarios usan para sentirse muy acá. ¿Qué otros libros anexarían a esta lista? Compartan esta nota con esos amigos suyos a los que les hace falta leer más books pero les encanta hacerse los muy muy.

También lee:

Steve McCurry, el autor de ‘La niña afgana’, trae su trabajo a México

9 excusas para tomar vino mexicano

¡Ya abrió Gino’s East of Chicago!

Exposición mostrará las cartas más íntimas de Frida Kahlo