7 cosas que te harán sentir ruco

Si no le entiendes a Snapchat, échate esta nota...

iStock

Por @mareoflores, quien ya le entendió al snapchat y no tuvo que sacar su tarjeta del INAPAM

 

Snapchat es la app que más ha marcado barrera entre millennials y chavorrucos: Los primeros lo aman y los segundos no solo no lo usan, de plano no le entienden o lo odian y no le ven el caso a andar haciendo caras y pegándose monitos en la cara.

A este chavorruco en particular le costó tres intentos entrarle a esa tecnología de Cometín Supersónico y por lo mismo le quiero decir a mis hermanos chavorrucos que se relajen: La app no tiene un punto más allá de divertirnos un rato. No sirve para que le saques una poética (según tú) foto al museo Soumaya y recibas 30 corazoncitos en Instagram, ni para que te retuiteen 300 veces tu chistorete sobre las babosadas de Raúl Araiza: Es para que cabulees haciendo caras un rato, para que le saques un snap a un letrero chusco de la calle o ¿por qué no?: para que le envíes una foto de tus partes pudendas a tu acá. Y sí, ya sabemos que para eso puedes mandar whatsapps al grupo de la oficina pero aquí lo interesante es que nomás duran un día y se van como el polvo en el viento (Sí, como la canción de Kansas).

 

Pero el cambio es canijo y luego nos cuesta entenderle a las cosas nuevas, justo como a tu tía Clotilde, que cada que hablas con ella te dice “mijito, a ver si ora que vengas acá a la casa me programas la videocasetera”, aunque tú sabes que se está refiriendo al Netflix. Hay que entender a la tía Clotilde. Ahí te van algunas cosas que nos hacen sentir viejitos a los modelos ochenteros:

 

1- Bandas y festivales con nombres a los que les faltan vocales: ¿Te sacan de onda los festivales como el NRMAL o bandas como SBTRKT, MGMT, MSTRKRFT, DFHVN? Bueno, te sacará más de onda saber que se pronuncian Normal, Subtract, Management, Mystery Craft y Deafheaven. La verdad esto no es exclusivo del siglo XXI (véase Lynyrd Skynyrd) pero estoy seguro de que en 20 años nuestros hijos voltearán a esta década y dirán “ay, los tiempos de mi papá, donde creían que comerse vocales estaba bien cool”. Porque sí lo creemos ahorita, en estos tiempos de la CDMX. Como dice una amiga que sintió la edad el otro día: “¿Cómo que se murió Bowie? Se están muriendo todos los que puedo pronunciar”.

 

2-Palabras tipo “Bae”: Como muchas cosas que hacen los locos, locos millennials, nadie sabe bien el significado u origen exacto de “Bae”. Algunos dicen que es la palabra danesa para la popó. Otros, que es la abreviatura de “babe”, porque ya saben, qué flojera teclear una palabra de 4 letras si puedes teclear solo 3. Y unos últimos aseveran que es el acrónimo de “before anything else”. Sea lo que sea, la usas para decirle así a tu nalguita ser querido, porque pues YOLO (palabra que significa You Only Live Once  o “pusínguesu” en mexicano prehispánico), somos chavos y tenemos swag (que es el arte de tener ondita).

 

También en español hemos desarrollado el millenniañol, del cual les compartimos un breve diccionario:

 

·Aoc: Significa “Ah, chido” y sirve para darle el avión a alguien.

·Veñ: Significa “Ven” y sirve para prender el bóiler sabiendo que ni te vas a meter a

bañar.

·Quepo: Denota el deseo de ocupar espacios estrechos en una persona de buen ver.

·(Sustantivo) bebé: Denota que algo te da ternurita. Ejemplo: “Aw, Chris Martin bebé”,

que significaría que tienes un gusto ñoño y te darías al Chris Martin.

·Ño: Negativa del millennial ante algo, generalmente a bañarse.

·OLA K ASE: Una vez alguien le puso esas palabras a una foto de una llama y el mundo

no volvió a ser el mismo.

·LEL: Es como lol, que significa lots of laughs en idioma dosmilero, pero en chavo loco.uy

 

 

3-Los TT de los OnedirectionMileyArianaLarrywerevertumorroliebers: Mientras escribo esto, los TTs de Twitter México incluyen #whywebelieveinlarry, MILEY OUR QUEEN, ARIANA OUR HOPE y #FOLLOWMEAARON. No tenemos idea de qué épicas historias encierran estos temas pero siempre se escriben en altas y se ven muy dramáticos: Este es uno de los hermosos casos en donde sabes que envejecer y no saber de qué diablos van es algo maravilloso.

 

4-Bares de gomichelas y de hookas: Ya tienen su buen rato existiendo pero otro maravilloso caso de no sentirte mal por ya estar mayor y ahorrarte beber cervezas a las que les echan cosas que las chelas nunca deberían llevar. Aunque extrañamos los tiempos en los que no nos daba cruda por beber ese tipo de cochinadas, snif.

 

5-Pensar que ya pueden votar los que nacieron en 1998: No solo votar sino emborracharse. Deprímete pensando que mientras tú estabas viendo Godzilla y chillando con Titanic con tus primeras citas había un chamaco saliendo de su mamá que ahorita ya acudió al módulo del INE para solicitar su credencial.

 

6-Reflexionar que hay gente que nunca vio porno en un módem telefónico: Sabemos que ya estás llorando solamente por leer esto pero te queremos recordar que tampoco les tocó que tu mamá les levantara el teléfono y los tirara de la red justo cuando estaban a punto de llegar al 38% de la nueva rola de Natalie Imbruglia.

 

7-Que recuerdes cuando las cosas de esta lista se llamaban así.

¿A poco no te sentiste con un pie en el asilo? Comparte esta nota con tus cuates que ya dieron el viejazo.

También checa:

Qué estaciones del Metro cerrarán por la visita del Papa

Memes de #YoEnElAmor

Araiza y su ‘chínguenle más’ prende a las redes