7. Conoce tu p%$# ciudad.

La diversión tampoco se fue.

flickr.com/Shira Golding


Sí, dominas París.  Sabes llegar perfecto a la Capilla
Sixtina en Roma y me puedes recitar de memoria el outlet de McAllen.  Pero a ver, ¿en qué estación de metro
me tengo que bajar si quiero ir a Garibaldi?  No tienes idea, y yo tampoco porque no conocemos nuestra
ciudad.   Siempre que viene tu
familia de Nepal no sabes a dónde llevarlos.  Tienes que preguntar, pedir tips, averiguar cómo llegar a
nuestros monumentos históricos, etc. 

Pues ahora es tu oportunidad.  La ciudad va a estar vacía así que
ve.  Piérdete caminando por el
centro, con cuidado porque te pueden asaltar.  Ve a todos los museos que siempre ves anunciados, Frida
Kahlo, Museo de la Acuarela, Universum, etc, con cuidado porque te pueden
asaltar.  Compra drogas en Coyoacán
y bolsas Louis Vuitton en San Ángel. 
Renta un Ferrari en Polanco, ve al mercado de Sonora, malcopea en Las
Lomas, date un rol por la Central de Abastos. 

Compra unos juegos piratas en Pericoapa, entra con lentes oscuros a lugares cerrados en Satélite y farolea en la Condesa.

Compra unos juegos piratas en Pericoapa, entra con lentes oscuros a lugares cerrados en Satélite y farolea en la Condesa.

  Todo esto con mucho cuidado porque te
pueden asaltar.

Entra a cantinas, come en el Café
Tacuba, súbete al metro y bájate en las estaciones que tengan el dibujito que
más te guste, con cuidado porque te pueden asaltar.  Corre en Los Viveros acampa en el bosque de Tlalpan.  Ve al cine Teresa, con cuidado porque
te pueden asaltar y violar. 

Es tu ciudad, conócela y
ámala.
  Con cuidado porque te
pueden asaltar.