5 puntos para entender a Siqueiros

¿Sabías que NO se llamaba David?

Cuartoscuro

A 42 años de la muerte de David Alfaro Siqueiros, uno de los artistas más ilustres en la historia de nuestro país,  he decidido rendirle un pequeño homenaje con algunos datos que espero  hagan del muralista uno de tus favoritos.

1)     José se llamaba…

El nombre completo de este insigne artista era “José de Jesús Alfaro Siqueiros”, tiempo después usó el seudónimo de “David” por sugerencia de su primera esposa, Graciela Amador. Fiel defensor de que el arte estuviera al alcance de un público popular, siempre estuvo interesado en presentar su obra en paredes públicas.

2)     ¿Artista o militante?

Este personaje no sólo fue un pintor consagrado sino que también formó parte del Partido Comunista Mexicano hasta su muerte, hecho que incluso le costó ser encarcelado en Lecumberri para después exiliarse en Estados Unidos. Además, luchó como voluntario en la guerra civil española, y en 1941 se trasladó a Chile debido a su intento por asesinar a León Trotsky. Fue encarcelado alrededor de siete veces durante toda su vida y fue fundador de periódicos doctrinarios como “El Machete” y “El Martillo”.

3)     Pintura de vanguardia

Siqueiros consideraba que el muralismo debía  apoyarse de nuevas técnicas y materiales por lo que sus capas pictóricas tuvieron materiales industriales como la piroxilina, la celulosa y el cemento. Para los años 30´s solía experimentar con la fotografía, que permitía que sus trazos contaran con una perspectiva más moderna para practicar poses y composiciones. En palabras del propio artista “los españoles dominaron no por superioridad moral sino por superioridad tecnológica”.

4)     Atentado contra Trotsky

El 24 de mayo de 1940 intentó  asesinar a León Trotsky. Con ayuda del guardaespaldas del político ruso, Siqueiros junto con veinte hombres entraron a la casa del mandatario ubicada en Coyoacán. Hubo cientos de disparos, sin embargo, la seguridad de Trotsky evitó que  el revolucionario fuera asesinado. 

5)     Su legado 

Considerado como uno de los tres grandes exponentes del muralismo mexicano, junto con Diego Rivera y José Clemente Orozco, varias de sus obras se exhiben en lugares emblemáticos de la Ciudad de México como el Museo del Palacio de Bellas Artes, rectoría de Ciudad Universitaria (UNAM), el vestíbulo del Hospital de La Raza, la Sala de Arte Público Siqueiros (que fuera la casa del artista) y por supuesto el grandioso Polyforum Cultural Siqueiros. A nivel internacional sus murales se encuentran en varios países como Estados Unidos, Argentina, Cuba, España, entre otros.  Sus restos permanecen en la Rotonda de las personas ilustres en el Panteón Civil de Dolores. 

Estoy segura que después de esta nota, verás a Siqueiros con otros ojos. Cuéntame ¿Cuál de sus murales es tu favorito?

También checa:

— Goya, Matisse, Dalí y Picasso llegan a nuestras tierras

— Las leyendas del Palacio de Bellas Artes

— La Historia desconocida del campanario de Catedral