4 misterios sin resolver

¿Qué habrá pasado?

Por Ruy Feben

Diría mi abuela que no es noticia el avión que llega, sino el que no llega. Pero la noticia se vuelve escándalo cuando el avión no sólo no llega, sino que desaparece. Aquí dejamos un pequeño tributo a esos casos en los que la noticia se convierte en misterio (el paso previo a ser leyenda urbana). Échales ojo.

El avionazo francés

¿Qué dicen que pasó?
Apenas empezando el primer día de junio de 2009, un Airbus 330 despegó, cargado con 228 personitas, de Río de Janeiro con rumbo a París. Durante las primeras horas de vuelo todo fue normal: las azafatas dando cacahuates y diminutos vasitos con refresco y hielo, cenas de microondas, películas para el largo vuelo. Pero a las 3 horas el avión sencillamente desapareció de los radares cuando pasaba por las aguas de Cabo Verde. Pop, así, sin dejar rastro. Lo realmente extraño es que la aeronave ni siquiera estaba circulando por el Triángulo de las Bermudas; igual, ni el avión ni uno solo de los 228 a bordo han sido encontrados, con todo y que Brasil y Francia han buscado como locos (aunque sin Tin Tin ni Pepe Carioca) por el Atlántico.

¿Y cuál es la versión oficial?
Que quedaron atrapados en una tormenta y que los golpeó un rayo. Dicen que sólo un fenómeno de ese tipo podría explicar en la vida real algo que lleva décadas pasando en los libros de ciencia ficción y en los programas de Jaime Maussan.

Los especialistas de Chilango dicen que…
Tenemos dos teorías: o el condensador de flujo funcionó a destiempo y ahora los 228 tripulantes conversan alegremente con el Doc Brown y con Marty McFly en 1985, o Jaime Maussan tiene razón (¡!).

 

Notas relacionadas:

Las 5 leyendas urbanas más jaladas
5 series que inventamos
Top 7: monumentos estúpidos

El avionazo chilango


¿Qué dicen que pasó?

El 4 de noviembre salió de San Luis Potosí una avioneta Airjet con rumbo a la Ciudad de México, tripulada por varios elementos de la presidencia. Entre ellos iba Juan Camilo Mouriño, el entonces Secretario de Gobernación de Felipe Calderón. Cerca de las 19hrs la avioneta se estrelló aparatosamente sobre el cruce de Reforma y Periférico, uno de los puntos más trasitados de la ciudad a esa hora. El saldo: decenas de muertos (aunque la versión oficial dice que fueron 15) y varias preguntas: ¿Qué Mouriño fuera en esa avioneta es casualidad? ¿El narco estuvo involucrado? ¿Por qué en Reforma y Periférico y no en Los Pinos?

¿Y cuál fue la versión oficial?

Que la avioneta entró en la estela de un avión más grande, por lo cual perdió el control. Después de analizar la caja negra del avión se llegó a la conclusión de que probablemente Mouriño u otro de los poderosos tripulantes del avión habían pedido a los pilotos practicar sus clases de aviación en una nave real. Descartamos esta versión: ¿quién en sus cabales hubiera dejado algo tan importante como el vuelo de una avioneta en manos de un secretario?

Los especialistas de Chilango dicen que…

Hablando en serio, creemos que pudo haber sido el narco. Pero ya en serio en serio, creemos que eso de “yo manejo” tiene un límite, aunque seas secretario.

 

Notas relacionadas:

Las 5 leyendas urbanas más jaladas
5 series que inventamos

Top 7: monumentos estúpidos

El sistema caído

¿Qué dicen que pasó?
Julio de 1988. Por primera vez en la historia, el PRI tenía un opositor serio en otro partido. Bueno, de hecho, dos: tanto Cuauhtémoc Cárdenas del recién inaugurado PRD, como Manuel Clouthier, del PAN, tenían chances de ganarle al tricolor. Lo quer no tenían era a Bartlett de su lado: el entonces secretario de gobernación hizo algo que marcaría la historia política del país para siempre: a las 6 de la tarde tiró el sistema de conteo de votos. Cuando el sistema regresó, dos horas después, Salinas de Gortari había ganado mágicamente las elecciones. Voilá.

¿Y cuál es la versión oficial?
Pues eso: que el sistema se cayó y Salinas ganó por las buenas. La otra versión oficial es que Cárdenas ganó, aunque fue Clouthier el que armó más borlote. No importó: Salinas se aventó seis años en el gobierno… y luego se largó del país.

Los especialistas de Chilango dicen que…
No sabemos quién haya ganado. Sabemos que ese día, entre otras cosas, Cuauhtémoc Cárdenas perdió la cordura. Y lo entendemos.

 

Notas relacionadas:

Las 5 leyendas urbanas más jaladas
5 series que inventamos
Top 7: monumentos estúpidos

Paquito Stanley

¿Qué dicen que pasó?
No sabemos qué habrá comido ese día Paquito, pero estamos seguros de que su cuenta en el Charco de las Ranas de San Jerónimo no fue baja. No importa: ese 7 de junio de 1999, mientras recibía del valet su camioneta, Paco Stanley fue baleado por desconocidos. Su amigo incondicional y patiño sin gracia, Mario Bezares, estaba casualmente en el baño. Ese día el humor de muchos murió: el rey de la papada y del quisquirisquis había muerto.

¿Y cuál fue la versión oficial?
Que todo se debió a vínculos que Paquito tenía con el narco. Que le debía una lana a quién sabe qué cártel y que se la fueron a cobrar. Otros dijeron que Mayito lo entregó, para quitarse de sus propias broncas con el narco, o porque su esposa Brenda le ponía el cuerno con Stanley. También dicen que el conductor tenía ondas con la esposa del entonces presidente Ernesto Zedillo. ¿Se acuerdan de “Mayito, dile a la primera dama que la espero hoy en la noche…”? Pues parece que no era broma.

Los especialistas de Chilango dicen que…

Tanta genialidad no tenía cabida en este mundo. Punto.

 

¿Cómo las ves? ¿Te acuerdas de otra?

 

Notas relacionadas:

Las 5 leyendas urbanas más jaladas
5 series que inventamos
Top 7: monumentos estúpidos