4. Meg Ryan

El lado brutal de la belleza

 

 

¿Qué se hizo?

Aumento sus labios de manera extrema y abusó del botox.

 

¿Por qué no le quedó bien?

Tenía uno de los rostros más angelicales de la pantalla grande, no en vano se ganó la mote de “La novia de Hoollywood”. Sin embargo, por alguna razón decidió que sus labios eran demasiado finos y los agrandó. Eso no fue lo delicado, lo malo es que lo hizo de manera muy desafortunada, los hizo tan abultados que se volvieron amorfos.

 

Para terminar de amolarla se inyectó botox en todo el rostro y quedó como paralizada, de aquél espectacular rostro de When Harry Met Sally sólo nos queda el recuerdo.

 

¿La necesitaba?

No y mil veces no, quizá un retoque que disminuya los estragos de la edad, y un poquitín de colágeno en los labios no le hubieran caído mal, pero se le pasó la mano de manera desafortunada.

/media/anterior/externas/meg_ryan_flawless.0.0.0x0.420x635.jpeg