4 – Argentina 78

Mexican pan-bol

 


D.T.
José Antonio Roca


Jugadores más acá:
A. Tena, A. Vázquez Ayala, L. Cuellar, V. Rancel y H. Sánchez

En qué la… regaron:

Nada más y nada menos que fueron el último lugar del Mundial.

Ok, no es tan grave pueden pensar, pero veamos el grupo de México: Túnez, Polonia y Alemania. La onda fue que la prensa gritaba a los cuatro vientos la siguiente premisa: “A Túnez le ganamos por dos, a Polonia le empatamos, igual hasta le ganamos… y con Alemania perdemos por uno. Pasamos sin problema a la segunda ronda.

Jajajaja.

La culpa la tuvo otra vez la fase eliminatoria que fue jugada en territorio nacional y la selección barrió con los rivales.

Pero en Argentina fue otra cosa, dos derrotas por 3-1, y una humillante 6-0 contra los teutones quienes resumieron el carácter tan nopalero: “entre más goles les metíamos, más se reían los mexicanos”.

Consecuencias de esta chafez:

Se instaló definitavmente el mote de “ratones verdes”.

Que la guerra entre los medios y el fútbol tomó unos grados apocalípticos.

Y la peor: no aprendemos, aún subestimamos a los rivales.