2. Tiburón de Spielberg

Mandíbulas y dientes a granel

 

¿Dónde lo viste?
Fue el blockbuster del verano del 75, en la primer escena aparecía una chica que iba a nadar al mar desnuda y de noche, sobra decir que nunca regresó de ese osado chapuzón y que Steven Spilberg, director de la cinta se hizo rico al abarrotar las salas estadounidenses con tan escabroso personaje.

¿Cuál era su gracia?
Asomar su aletita dorsal y abrir su mecánica y enorme mandíbula llena de horribles hileras de dientes disparejos y comer gente, bajo una musiquita tuntuntuntuntuntun, que seguro a nuestros padres puso muy nerviosos y a nosotros ahora nos da un poco de risa.

¿Daba miedo?
Sí mucho, era malo, despiadado ¡era un asesino insaciable! Que echaba a perder las vacaciones en la playa.

 

http://www.youtube.com/watch?v=6KR1oeV36Cc