10 formas de saber si serás solterón por siempre

Probablemente seas el protagonista de tu autoboicot

Getty Images

Hace poco, una cineasta argentina llamada Paula Schargorodsky, de 35 años, hizo un video con material fílmico propio donde hace un recorrido por diferentes etapas de su vida: novios, bodas de amigos y aspiraciones. Denle un llegue:

http://www.youtube.com/watch?v=CNLdLKTYNtw#action=share

El 25% de su ser quiere estar casado, pero el resto está dedicado a otros menesteres de la vida. 

A diferencia de ella, existen muchas personas cuyo 90% de su ser siente que la hora macabra ha llegado: siguen viviendo en casa de sus papás (o ya se independizaron), no tienen pareja estable y sienten que ya quieren vestirse de blanco o entregar el anillo de compromiso a su chica.

Pero… ¿por qué no sucede ese momento? Ya pusiste a tus santitos de cabeza, ya te hiciste una limpia para liberarte de embrujos de ex parejas y nada. Simplemente no pasa nada.

Bueno, es cierto que en la actualidad llegar a los 30 sin haber contraído matrimonio ya no es algo estigmatizado. Es más, quienes en la actualidad se casaron en sus 20’s felicitan a quienes no lo han hecho. Eso que ni qué.

Pero si entre tus planes está firmar un papel con una pareja y jurarse amor eterno, quizá estás haciendo algunas cosas mal:

Oh, qué carácter

Quizá a estas alturas has conseguido todo lo que quieres: ya te compraste un depa, eres estable, vamos, no dependes de nadie más. Todos te hacen los mandados. Llegas a una reunión y lo único de lo que hablas es de tus logros E S P E C T A C U L A R E S. De repente, te encuentras solo. Sí, aunque lo dudes y aunque nos surtan de mensajes en Facebook que dicen que la empatía es la mejor forma de convivencia, créelo: a nadie le importa. 

O peor aún: te quejas de todo. El tráfico, la política, los malos programas de la televisión. Hasta lo que no comes te hace daño. Cuando alguien osa acercarse a ti, lo surtes de regaños, gritos y malos tratos. ¿Y aún te preguntas por qué estás soltero? 

Sin aspiraciones

Amanece y ya quieres que sea de noche otra vez. El futuro te importa una pura y dos con sal. No sabes qué quieres, no sabes cómo conseguir algo que te entusiasma un poco… ¡Nada te motiva! 

Quizá estés atravesando por una etapa de depresión, lo cual es muy comprensible. Pero no hay motivo para no tratarla y averiguar de qué manera puedes salir de ella. 

Todos son iguales

‘Ay, Lupita, todos son iguales: todos te ponen el cuerno’. Estem… no, no todos. No pronunciaremos los argumentos utópicos que dicen: el punto está en elegir bien, porque la neta es que uno se esmera en elegir bien y las cosas no siempre resultan como las planeabas. Pero tampoco es como para tirarse al drama. Todos somos susceptibles a que nos lastimen, de alguna u otra forma, así que: bájale dos rayitas a tu intensidad y lánzate a conocer gente sin pensar que te van a poner una bomba molotov en el corazón.

Sombra aquí y sombra allá

Es muy cierto el dicho que dice: nunca falta un roto para un descosido, pero tampoco hay que abusar de los agujeros. Hay a quienes les gustan altas, rubias y delgadas, pero otro tanto se inclina más por las chaparritas, llenitas y chabochonas. Hay para todos en la viña del Señor. Pero eso sí: hay que echarle un poco de ganitas al salir. Arreglarse un poco, mínimo bañarse y oler a Rosa Venus. Lo que sea. Nada justifica ser fodongo/a, recuerden que (la mayoría de las veces) de la vista nace el amor, o al menos, la atracción. Así que si el acicale no está entre tus planes personales, ve pensando en cambiar un poco esta faceta de tu vida.

Todo mi corazón es para ti

¿Recuerdan a Pepe Le Pew? Bueno, esto es algo así. Muchas personas entregan su pobre corazoncito en un cofre de oro a cualquiera que se les acerque. Esto implica: llamadas constantes, posteos exacerbados en Facebook, cambio de foto de perfil en el Whatsapp… Agh, ¡demasiada miel! Al final, todos terminan huyendo de semejante acoso. La neta, las abuelitas no estaban tan erradas: date a deseo y olerás a poleo. Simple.

No te niegues la posibilidad

Cuando eras niña, te imaginabas caminando hacia el altar donde te esperaría un hombre que cubriera tus estándares de belleza, culto, luchón: toda una eminencia. Y cuando creces: oh decepción, ninguno cubre tus expectativas. De hecho, hace poco te presentaron a Rubén: un tipo que aunque no está de tan malos bigotes, no tiene todo lo que siempre habías soñado. Rechazas salir con él y te refugias de nuevo en un bote de chocolate de un litro para llorar amargamente y decir que nunca encontrarás a alguien (?). 

Suelta amarres

Sí, no quieres estar solo/a y tienes a tu ‘peoresnada’ a tu lado. Comprendido y anotado. Pero eso no significa que te enganches por siempre con una persona con la que definitivamente no tienes nada en común. Al otro/a le haces perder su tiempo y tú te pierdes la oportunidad de conocer al mero mero. Vamos, déjalo libre y sé feliz.

Rencores

Tu relación con tu última pareja fue un desastre. Terminaste odiándola/o y no lo logras superar. El rencor y el odio te han minado. A diferencia del punto en el que crees que todos son iguales, en éste no logras superar el trauma que te ocasionó estar con este especimen. Te duele y le das mil vueltas. Cuando alguien se interesa en ti y conoce esta faceta de tu vida, termina por huir.

Obsesión

No hay acción en la que incurras durante el día que no esté encaminada a lograr conseguir pareja. Ya llegaste al punto absoluto de la obsesión. Todos los que conoces se convierten (según tú) en presas fáciles de tu cacería. O sea, está bien estar abierto a las posibilidades, pero no hay que tirarle a todo lo que se mueva. Hay que elegir un poco, ¿no crees? No vaya a ser que cuando conozcas a alguien que verdaderamente valga la pena, se dé cuenta de tu impulsividad y huya (tal como Pepe Le Pew). 

O peor aún, estás tan obsesionado con la idea de tener una relación, que a tus amigas/os con pareja les tiras muy mala onda. Además te quedarte soltero, te vas a quedar sin amigos, así que: aguas. 

Cerrazón de mente

¿Salir de antro o bar no te ha funcionado para conocer a alguien? ¿Las citas a ciegas que te han hecho tus cuates han resultado un absoluto desastre? ¿Y por todos estos motivos ya no quieres salir? Bah, relájate. Hay muchas opciones para conocer gente en el mundo, como las que ofrecen citas por internet. Simplemente es cuestión de abrir tu mente y dejar que fluyan las cosas. 

Así que, ya saben, hay opciones y muchas. La cosa es buscar el modo y relajarse.