The Illusionists 2.0

Entrevistamos al mago Luis de Mateos

Cortesía

El portugués Luis de Matos, The Master Magician, nos contó cómo van a asombrarnos con tecnología, ilusiones ópticas y prestidigitación en de The Illusionists 2.0.

¿Que números nos van a dejar con la boca abierta en este espectáculo?

Todos, pues son el doble de impactantes que en el espectáculo anterior. No quiero adelantar mucho para que el público llegue con el suspenso que necesitamos, sólo diré que las expectativas del público no serán defraudadas, los productores se han dedicado a encontrar a los mejores magos del mundo e incluso, a talentos de generaciones más recientes. Pero sobre todo, han buscado que la estética sea más contemporánea: proponemos una magia del siglo XXI con un lenguaje tecnológico en iluminación, música y puesta en escena.

¿Seremos testigos de lo imposible?

Así es, porque no van a ver al conejo salir de la chistera, ni tampoco presentaremos a la mujer partida en dos por un serrucho. En el momento que hacen su número, los magos, tendrán una cámara en su frente para que atestigüen desde una perspectiva muy cercana cómo desaparece en dos segundos un coche de 20 toneladas sin posibilidad de moverlo hacia ninguna parte. Sorprenderán los trucos de prestidigitación que suceden en las manos de algún espectador. Hace diez años este espectáculo no era posible porque no había la tecnología necesaria para realizarlo.

¿Y se traen el show completo de cada mago?

No, los productores escogen lo mejor de los mejores. Vamos a estimular la capacidad de soñar de cada espectador; vamos a desafiar la imaginación de las familias y de todos los que quieran acompañarnos en este viaje por el mundo de la ilusión hecha arte.

¿Qué se puede esperar de un mago de una generación más reciente?

Ellos exploran el ilusionismo desde otras rutas y estéticas. Por ejemplo, tenemos a Yu Ho-Jin The Manipulator, un coreano que manipula las cartas como nunca se había hecho. Es tan bueno que ha ganado un premio a nivel internacional: el FISM 2012, algo así como el Oscar del ilusionismo.

Mientras que Adam Trent The Futurist es un estadounidense al que han llamado “mezcla de Justin Timberlake con David Copperfield”: baila, hace comedia y números de magia que nunca has visto ni nunca verás, si no es porque él los hace realidad con su talento. La verdad, The Illusionist 2.0 es más grande que la suma de sus partes.

¿Te imaginas?

The Illusionist 2.0, Auditorio Nacional, del 16 al 27 de julio, vie 16 y 20hrs; sáb 12, 16 y 20hrs; dom 13 y 17hrs, $300-$1,300.