*

El Beso - Escena | Chilango.com

Revista Chilango

50 lugares para comer
rico por menos de $150
Abril 2014
No. 125
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

El Beso

Crítica Chilango


Teatro Santa Catarina

Jardín Santa Catarina 10

Entre Francisco Sosa y Av. Progreso

Col. Santa Catarina

Tel. 56580560

Horario

jue-vie 20 hrs, sáb 19 hrs, dom 18 hrs.
Del 7 de marzo de 2013 al 21 de abril de 2013

Usuarios:



Precios

  • General
  • $150
TC:

Cortesía
Género
Teatro contemporaneo

Crítica Chilango

Por Christian Gómez

El capitán Riabóvich es un militar que jamás ha dado un beso. Inseguro y frustrado, un día recibe uno por error de una desconocida. Dentro del personaje, una serie de sentimientos comienzan a hacer efervescencia… 

Aparentemente sencilla, la anécdota se complejiza al plantear la siguiente pregunta: ¿cuál es el lugar de la sensibilidad en el hostil entorno de la milicia? Más allá, esta adaptación de Alonso Ruizpalacios no necesariamente se refiere a los soldados rusos del siglo XIX retratados por Anton Chejov sino que formula un cuestionamiento, en el contexto de la lucha contra el narcotráfico, sobre la presencia del ejército mexicano en las calles. ¿Qué sabemos de ellos realmente?

Enmarcada en una escenografía inquietante, donde el espectador literalmente se sienta a la mesa para tomar el té con los personajes, a los que puede incluso oler o ver sudar durante los vertiginosos giros de la puesta, el tratamiento del texto original resulta novedoso. 

En esta temporada, Teatro UNAM se ha propuesto revisar la vitalidad del autor ruso, cuyas historias revelan su frescura. Mientras en Tío Vania (aún en cartelera) hay una lectura respetuosa de la obra y en Afterplay se plantea una secuela, El beso parte de una estrategia radicalmente distinta. En principio se trata de un cuento y no un texto dramático. Sobre esa base, la adaptación no consistió en trivializar la anécdota con intervenciones que la anclaran por la fuerza nuestra actualidad; de alguna manera, la historia fue abierta para que en ella se filtraran desde los testimonios de los soldados mexicanos hasta las frustraciones de los actores. Esta lectura contemporánea permitirá que la puesta en escena vaya transformándose durante toda la temporada.

Con todo, la anécdota no pierde su eficacia y, sin darnos cuenta, logra incomodar al espectador al identificarlo con el gris antihéroe. Como lo dijo Eduardo Galeano: Chejov escribió como si no dijera nada. Y lo dijo todo.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: