Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Tennessee en cuerpo y alma

Crítica Chilango


Casa del Lago

Bosque de Chapultepec 1a sección

Col. Bosques De Chapultepec

Tel. 5211-6094

Horario

Viernes 8:00 pm, sábado y domingo 7:00 pm
Del 1 de noviembre de 2012 al 10 de febrero de 2013

Usuarios:



Precios

  • General
  • $200
TC:

Crítica Chilango

Por Roberto Marmolejo Guarneros

“Quien quiera que usted sea… yo siempre he dependido de la bondad de los extraños”, dice Blanche DuBois mientras un psiquiatra la encamina fuera de la casa de su hermana. Su destino está decidido: la reclusión en un manicomio. La realidad ha despedazado la poca cordura y estabilidad de este personaje, el más famoso y representado de la galería de inadaptados que escribió para la escena el gran Tennessee Williams (autor de otras obras maestras como La noche de la iguana, De repente en el verano o La gata sobre el tejado caliente).

¿Pero qué pasaría si Blanche regresara de un “más allá” de la ficción para reclamar la felicidad y paz que no le dio su autor en Un tranvía llamado Deseo? Con esa hipótesis, Ximena Escalante –dramaturga- y Francisco Franco – director- elaboran un juego imaginación-verdad que hace regresar a Blanche
-a través de una médium- para reclamar otro final a un Tennessee que se encuentra en plena crisis creativa.

Y partir de este encuentro, el dramaturgo volverá a reconectarse con su personaje y su vida, los motivos que le han llevado a escribir, las sombras que le atormentan y las luces que lo motivan.
Es obligado decir que este juego de Escalante-Franco resulta eficaz, original y le da la vuelta a esa propuesta teatral que ya había hecho Luigi Pirandello en su obra más conocida: Seis personajes en busca de autor (1921).

El reparto no podría ser mejor: Hernán Mendoza ha entendido la complejidad de Williams, uno de los escritores más importantes de la historia del teatro. Itatí Cantoral, con todo y sus limitaciones actorales, es una Blanche que sorprende por su retrato del personaje en busca de paz: mesurada, justa en emociones y ante todo, convincente. Complementan Dora Cordero como Mildred, la médium, de la que basta decir que muestra su gran colmillo de actriz y un discreto, pero solvente Eduardo
Tanús. 

Y si esto fuera poco, la Casa del Lago, con sus interiores de principios del siglo XX, es la mejor y más hermosa escenografía para Tennessee en cuerpo y alma, y junto con la música original de Natalia Lafourcade, son dos motivos extra para no perderse este montaje.

Checa aquí la entrevista que tuvimos con la actriz Itatí Cantoral.

Texto  
¿Te gusta?