3 obras para ver

Chilango recomienda 3 puestas en escena

1. Hen To Pan

¿Porqué hay que verla?

Porque José Bravo es uno de los intérpretes mexicanos más comprometidos con la
danza Butoh, ha desarrollado una personalísima estética a partir
de su trabajo, caracterizado por el rigor y la calidad.

José Bravo está considerado como
uno de los grandes exponentes de la danza Butoh en nuestro país. Con
una trayectoria de más de diez años en esta expresión, ha desarrollado
un extraordinario trabajo como solista y en ocasiones presentándose con
otro intérprete.  En esta ocasión, participan en escena la bailarina Constanza Herrera José Navarro, quien compone e interpreta la música en vivo.

¿De que se trata?

Es danza Butoh, una danza que surge después de la explosión de la bomba en Hiroshima y pretende mostrar el cuerpo violentado. Esta coreografía está inspirada en la simbología del huevo
cosmogónico.

2. Eurídice

 ¿Porqué hay que verla?

Porque muestra un mito clásico pero la puesta en escena es completamente contemporánea, logrando una mezcla diferente e innovadora.

¿De que se trata?

El mito de Eurídice, narra la
historia de esta mujer que está a punto de casarse con Orfeo, pero antes de
casarse siente una inevitable atracción por otro hombre. Al final Eurídice
antes de consumar el matrimonio es mordida por una serpiente y muere. Orfeo
ahora se encuentra solo y profundamente triste por la inesperada muerte de su
prometida.

A pesar de ser un mito
clásico, la puesta en escena se mezcla y se vuelve contemporánea, para luego
mostrarse como una tragicomedia, ya que para Otto Minera esto es lo que más le
corresponde a la realidad del ser humano
.

3. Señorita Julia

¿Porqué hay que verla?

Porque muestra la realidad en la que vivimos hoy en día, pero desde otro punto de vista. En este caso es desde la vida e interpretación de la hija de un narcotráficante.

¿De qué se trata?

 Señorita Julia, es una obra que narra su vida, en el momento en el que está cansada de llevar
una vida sin sentido, Julia, la hija de uno de los narcotraficantes más
poderosos del país, busca en una fiesta de los criados de su finca una
experiencia que la haga sentir que vale la pena vivir. Después de una noche de
excesos y seducción, ella se relaciona con su escolta. Julia condensa en una
noche la totalidad de la vida; la vive intensamente, y deberá afrontar las
consecuencias de sus actos.