En México, la tauromaquia es Patrimonio Cultural

Cinco estados han blindado la fiesta brava

Desde el 2011, en distintas sedes, México también ha declarado a la fiesta brava como Patrimonio Cultural Inmaterial para impulsar su crecimiento y preservar esta tradición.

La tauromaquia se consideró por primera vez como Patrimonio Cultural Inmaterial en Aguascalientes, el decreto se publicó en octubre de 2011 y se le han sumado entidades como Hidalgo, Guanajuato, Zacatecas, Querétaro y Tlaxcala. Estos decretos obligan a los gobiernos a la protección, promoción y engrandecimiento de la tauromaquia, declaratoria que además blinda la celebración, es decir, en estos lugares no se pueden cancelar las corridas de toros.

Los gobiernos estatales tienen que difundir todas aquellas manifestaciones culturales, sociales y económicas relacionadas con la tauromaquia. Y sí, hay quienes piensan y sienten que la fiesta brava es un arte. http://www.youtube.com/watch?v=sEkBe1TXlxw

Subjetivo y difícil de interpretar, así es el arte del toreo. Las faenas han despertado emoción y pasión en muchos artistas que dedicaron parte de su obra al toreo, “la fiesta más culta que hay hoy en el mundo”, dijo alguna vez Federico García Lorca.

Francisco de Goya, Salvador Dalí, Pablo Picasso, Fernando Botero, Agustín Lara, Marcel Marceau, entre otros encontraron en los muletazos fugaces de los toreros el sentimiento, la alegría, el dramatismo y el placer estético para plasmarlos en la pintura, escultura, literatura, música, fotografía, arquitectura y cine. http://www.youtube.com/watch?v=tagiOe5_viI

Hay quienes que piensan que el toreo no es arte, sin embargo, esto es subjetivo, una apreciación personal que depende del gusto y sensibilidad de quien lo percibe. Lo cierto es que hay una gran producción artística asociada a la fiesta brava. Aquí, un recuento de artistas que hicieron del toreo una obra de arte.

Pintura

Muchos pinceles se han inspirado en la fiesta brava. La suavidad de un pase y la afición a las corridas de toros provocó que Francisco de Goya y Lucientes pintara la serie Tauromaquia con 32 estampas de los distintos momentos de la lidia. Salvador Dalí también fue un amante de esta actividad y lo manifestó en su obra El torero alucinógeno. Pablo Picasso se sintió fascinado por el mundo taurino y realizó La Tauromaquia, 26 aguatintas con diversos instantes de las corridas. Aficionado desde su juventud a los toros, Fernando Botero tiene una serie de pinturas dedicadas a la fiesta brava.

Música

La ópera Carmen de Georges Bizet se desarrolla en Sevilla e incluye pasodobles taurinos. En México, Agustín Lara compuso “Novillero”, “Silvero”, “Armiliita”, “Valencia”, “Murcia” y “Granada” inspirado en el valor de los toreros, entre los intérpretes de estos temas se encuentra los tenores Placido Domingo y Ramón Vargas. Otros autores con influencia taurinas son Tomás Méndez, Miguel Martínez, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina. http://www.youtube.com/watch?v=9e3rQ9W19zM

Teatro

Marcel Marceau, mimo y actor francés, decía: “el único arte escénico que se alimenta a sí mismo es el arte taurino. La corrida de toros no necesita ni director artístico, ni escenógrafo, ni coreógrafo, ni texto, ni música complementaria, porque el toreo es música no compuesta y poesía no escrita”. Otro amante de los toros fue Mario Moreno “Cantinflas” grabó escenas toreando, además llenaba plazas y se codeó con las grandes figuras del toreo. http://www.youtube.com/watch?v=Jilb8_Zexsg

Arquitectura

Un ejemplo es la plaza La Petatera que se edifica anualmente desde hace 160 años en Colima para honrar al Santo Patrono San Felipe de Jesús; su redondel es de 64 metros de diámetro, con una estructura ciento por ciento elaborada a base de madera, petates y mecates, sin usar clavos. Este recinto es Patrimonio Cultural de la Nación, y actualmente está propuesta para ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, por parte de la Unesco. http://www.youtube.com/watch?v=elgWFSlz5lU

Literatura

De sombra, sol y muerte, volandera/grana zumbando, el ruedo gira herido/por un clarín de sangre azul torera, escribió Rafael Alberti en el poema Corrida de toros; Federico García Lorca dio vida al gran poema Llanto por Ignacio Sánchez Mejía; José Ortega y Gasset publicó el libro La caza y los toros inspirado en la fiesta brava y la novela Fiesta de Ernest Hemingway está ambientada en Sanfermines, en Pamplona y su personaje Pedro Romero es un torero. http://www.youtube.com/watch?v=VLM1K9mfEk8

En abril de 2009, Gabriel García Márquez asistió a la plaza Nuevo Progreso en Guadalajara y departió en la noche con los toreros y apoderados. Algunos escritores que se han expresado publicamente a favor de las corridas de toros como Fernando Savater, Mario Vargas Llosa, Miguel Unamuno, Jorge Luis Borges, Rubén Darío, y algunos mexicanos como Amado Nervo, Martín Luis Guzmán, Xavier Villaurrutia, Carlos Pellicer, Juan José Arreola y Alí Chumacero.

Cine

El arte del toreo también ha llegado a la pantalla grande, con cintas como Matador de Pedro Almodóvar; Torero de Carlos Velo con la actuación del torero Luis Procuna; Arruza de Budd Boetticher; Sangre y Arena, de Vicente Blasco Ibáñez; Ni Sangre, ni arena protagonizada por Cantinflas; La Hora de la Verdad, con Ricardo Montalbán; Un Domingo en la Tarde, y Toros, Amor y Gloria, estelarizadas por Lorenzo Garza; Manolete de Menno Meyjes. Hay una gran filmografía taurina. http://www.youtube.com/watch?v=zGKEAe4QyqE

Escultura

Dentro y fuera de la Plaza México se pueden apreciar obras escultóricas dedicadas al toreo, como las 10 piezas de Alfredo Just que adornan los muros del coso capitalino. Otros escultores como Pedro Antonio Hermoso, Jorge de la Peña, José Piquer y Duart, Pierre Jules Mène, Rosendo Nobas, José Miguel Arroyo “Joselito”, Ricardo Bellver y Román, Mariano Benlliure y Gil, Luis Moreno Cuntando, Mateo, Inurria, Manolo Húgué, Luis Perinat y Terry, Pablo Ignacio Lozano, André Bordes y Viviane Hayez, también dejaron ver su afición a la fiesta brava.

64728Sombra
Sombra (Paris Alejandro)

¿La tauromaquia, arte o barbarie? 

Aquí pueden ver argumentos en contra de la fiesta brava