Poeminuto: Hernán Bravo Varela

'Y se volvió a morir, como solía...'

Los galanes nacionales, con estos s? dar?amos el grito, caray.

Título

Veinticinco centavos, por el amor de Dios

Autor

Hernán Bravo Varela, en colaboración con el documentalista Daniel Reyes y el cineasta y editor Izrael Moreno, ambos becarios del FONCA.

¿Quién soy?
Ciudad de México, 10 de noviembre de 1979, Hospital Mocel. Hijo de abogado y maestra. Hermano menor de José Antonio Bravo Varela. Profesor del Programa de Escritura Creativa de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Jefe de Prensa de la Casa del Poeta “Ramón López Velarde”. Imitador semiprofesional de Paquita la del Barrio, Octavio Paz, Roberto Carlos, Gonzalo Rojas, Raphael y T. S. Eliot. Autor de cinco libros, tres de poesía y dos de ensayo. Tipo de sangre: A&#43. Traductor de William Shakespeare, Emily Dickinson, Gerard Manley Hopkins, Oscar Wilde y Seamus Heaney, entre otros. Alergias: gatos, polen, tíner. hernanbravovarela@gmail.com.

¿A quién está dedicado?

El poema fue escrito en Washington, D. C., mientras trabajaba en el Instituto Cultural de México. Está dedicado al mendigo  (mediana edad, quizá ecuatoriano) que una noche me vio salir de mi oficina, se acercó a pedirme un cigarro y me contó lo que, de forma casi literal, se narra en el poema.

Un secreto…

Siempre que despega un avión, me imagino a Dios depositando suavemente la nave en la palma de Su mano derecha. El avión –pienso, confío– nunca se caerá del cielo mientras permanezca ahí.