Poeminuto 7

Paula Abramo

D?nde surtirte del noveno arte

Paula Abramo (poema)

Ciudad de México, 1980. Es Licenciada en Letras Clásicas por la UNAM, donde ha impartido clases de Literatura Brasileña. Ha traducido del portugués al español obras literarias como el Poema sucio, de Ferreira Gullar (publicado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, 2010), y la novela El Ateneo de Raul Pompéia, que próximamente será publicada en la UNAM. Poemas suyos han sido publicados en revistas como Oráculo, Punto de partida y Consideraciones. Participó en el  "XV Festival Internacional de Poesía de la Habana", Cuba, y en el "Medzinárodný Literárny Festival Jána Smreka", Eslovaquia, ambos realizados en 2010. Actualmente es becaria del programa Jóvenes Creadores del FONCA.
 
Apolo Cacho (animación)

Ciudad de México, 1987. Es egresado de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda". Ha participado en diversas exposiciones como "Bearsation" en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca, "Cartucho" en el Centro Cultural Border, "Los Años Maravillosos" en el Centro Nacional de las Artes, "Mexique Peinture Contemporaine" en el Centro Cultural de México en la ciudad de París y en "Sokei & Esmeralda" en el intercambio con la escuela Sokei en la ciudad de Tokyo. Su obra ha sido seleccionada por el XXXI Encuentro Nacional de Arte Joven, II Bienal de Pintura Pedro Coronel y Animasivo en el XXVII Festival de México. Actualmente es becario del programa Jovenes Creadores del  FONCA. Parte de su trabajo puede verse en los siguientes links: http://flavors.me/apolo_cacho <http://flavors.me/apolo_cacho> y
http://vimeo.com/apolocacho <http://vimeo.com/apolocacho>
 
¿Quién soy?

Soy pagana, así que estudié letras clásicas (la a, por ejemplo, jamás pasará de moda), pero noté que la producción literaria en lenguas muertas no es ya tan fecunda como solía, así que me dediqué a traducir del portugués, pues al parecer hasta entonces los traductores no se habían dado cuenta de que era otra lengua: tomábanlo por algún tipo de poesía experimental y oscura, de esa que se usa ahora. En ésas andaba cuando me capturó una nave de sanguinarios piratas que me forzó a remar en su galera por un mendrugo de pan y una hora de reposo al día. Tan arduamente remé que los piratas me eligieron capitana, lo cual en nada alteró la naturaleza de mi labor, salvo por una extraña sensación de perplejidad. Entonces, para mi desdicha, descubrí que la galera era en realidad una Institución Cultural, lo cual en nada alteró la naturaleza de mi labor, salvo por una extraña sensación de perplejidad.

 
¿A quién está dedicado?
A los nobles delitos de mi padre.
 
Un secreto:

Hum, no se me ocurre ninguno, a no ser esas confesiones que hace Luciano de Samosata al principio de sus Historias verdaderas, y  que suscribo por completo. Mientras aparece la cita, aclaro que todo el mérito aquí es de Apolo. También de Dioniso.