Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Lecciones para vivir como un ícono pop

El arte de ser Andy Warhol

Getty Images
06 de agosto de 2013
Por  Fernanda López   @MissMaff

No vamos a discutir si su trabajo era verdaderamente arte, si era muy tonto o muy listo, ni haremos especulaciones sobre su sexualidad. Sólo aceptaremos algo: el estilo de vida de Andy Warhol siempre será algo muy aspiracional. Por eso, recordamos su cumpleaños con esta lista de cosas que aprendimos de él. 

Sé joven y viejo al mismo tiempo

Has vivido poco; haz todo lo posible para que el mundo entero lo note. Andy Warhol usó el pelo gris desde que tenía veintitrés o veinticuatro años, no por moda, no por ser un color bonito, sino para que así la gente no supiera su verdadera edad y pensaran que se veía joven. Cada movimiento lo haría ver activo y lleno de vida, en vez de parecer normal. Al mismo tiempo, el gris hacía que pudiera escaparse de la responsabilidad de actuar como alguien de su edad; podría hacer cosas de gente mayor y nadie pensaría nada raro porque, claro, tiene el pelo gris. Así que el primer paso para ser un poco más como Andy es: ten el pelo de anciano y la cara de niño. 

Convierte a tus amigos en superestrellas

Esto fue uno de los grandes talentos de Warhol. Bastaba con ser pintado o aparecer en una película del artista para dar un salto a la fama. ¿Qué puedes hacer tú? Lo que el rey de la cultura pop hubiese hecho en el S.XXI: toma tu cámara, pon a tu mejor amiga a hablar o a hacer algo completamente normal y sube el video a YouTube. En una de esas se convierte en la nueva Edie Sedgwick...

Toma algo aburrido y conviértelo en arte

Podrá ser amado, odiado, y definitivamente cuestionado pero una cosa es cierta: Andy Warhol nos ha hecho fijarnos en cosas completamente aburridas y comunes: sopas Campbell's, botellas de Coca, cajas de Brillo... incluso hizo una película de 6 horas en la que sólo mostraba a un amigo durmiendo. ¿Cómo imitar esto? Muy fácil: detente y mira a tu alrededor. Ahora, toma el objeto más normal y cotidiano que encuentres, ¿ya? Saca tu smartphone, tómale una foto en duotono... y listo. ¿Lo tuyo es más audiovisual? Graba todo tu trayecto de ida al trabajo. Si un hombre durmiendo acapara 6 horas, ¿por qué el tráfico no?

Ten un alter ego

En el caso de Andy Warhol se trataba de Drella, una mezcla de "Drácula" y "Cinderella". La receta aquí es ésta: toma un personaje horrible, otro bonito, y ya tienes un alter ego digno de un ícono pop. Si no le tienes fe a la fórmula, sólo piensa en esto: Marilyn Manson (Charles Manson + Marilyn Monroe) también la aplicó y le funcionó perfecto. 

Prefiere un buen conversador a una cara bonita

A pesar de que debes admirar a la gente bonita, siempre debes sentirte fascinado por alguien capaz de ofrecer una buena plática. "Par mí, los buenos conversadores son hermosos, porque una buena conversación es lo que me gusta... los habladores están haciendo algo. Los hermosos están siendo algo. No es necesariamente malo, es sólo que no sé qué es lo que están siendo. Es más divertido estar con personas que están haciendo cosas", explicó Warhol. ¿Pensabas que tener amigos guapos era la clave de la popularidad? Gran error. 

Deja de gastar tu energía en sexo

Según el artista, después de estar vivo, el trabajo más pesado es el sexo. Así que abandona ese placer de la vida con el pretexto de que es demasiado trabajo y no necesitas ese ejercicio. ¿Serás feliz con este nuevo estilo de vida? Lo dudamos, y la idea de intentarlo nos angustia... pero es el precio que hay que pagar para ser Andy Warhol.

Nunca pierdas la fascinación por la gente

Amarás a la gente bonita, rica, y/o famosa. Aceptarás que todo el mundo te cae bien. Aprende a ser voyeurista; Warhol lo era (eso y su flojera ante el sexo, hicieron pensar a muchos que el artista era asexual) y eso se ve tanto en su cine como en su obsesión por estar rodeado de superstars. Tu misión, si decides aceptarla, es encontrar algo fascinante o curioso hasta en la persona más detestable del planeta. 

No te esfuerces demasiado

A pesar de ser un artista productivo, Andy Warhol era todo un amante de la ley del mínimo esfuerzo. No sólo evitaba el sexo, sino que amaba a la gente que hablaba mucho porque así él no tenía que hacerlo, e incluso en una entrevista aceptó que le gustaría que los periodistas tuviesen sus preguntas respondidas para que así él sólo leyera las respuestas sin tener que pensar en qué decir. Esto nos lleva al siguiente paso: no hagas lo que alguien más puede hacer por ti. 

Ten un estudio envidiable

Es imposible hablar de Warhol sin hablar de The Factory. Este lugar no sólo fue el espacio de trabajo del artista, sino que fue el escenario de grandes y decadentes fiestas de bohemios, intelectuales, y gente rica y famosa. ¿Quieres un entourage digno de una leyenda de la cultura pop? Ten un lugar donde puedas reunir a tus increíbles amigos (¿recuerdas que los hiciste superestrellas?), y organiza reuniones épicas donde no falte alcohol, gente interesante, y mucha locura. 

Conviértete en un coleccionista

Andy Warhol era famoso por coleccionar de todo: desde conversaciones, hasta cápsulas del tiempo en las que guardaba todo lo relacionado a su vida (periódicos, boletos, souvenirs...). Así que elige algo personal y un poco extraño y comienza tu propia colección. 

Texto  
¿Te gusta?