Revista Chilango

Los 10 mejores restaurantes que valen la cuenta

Septiembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

El suicidio de Hemingway y otras muertes literarias

Finales no tan felices de escritores

09 de julio de 2013
Por  Melissa Moreno   @melissototota

Nos entregaron algunas de las mejores obras de la literatura de todos los tiempos. Algunos vivieron rodeados de polémica, entre excesos y enfermedades. Sus vidas fueron tan excéntricas que sus muertes no podían caer en lo “común y corriente”.

Al morir consolidaron su “mito”. Hasta la fechas muchos dudan de las versiones oficiales y sus decesos tienen más preguntas que respuestas.

Pablo Neruda

Murió en Santiago de Chile, 23 de septiembre de 1973

Según la versión oficial, Neruda murió a causa de un cáncer de próstata. Sin embargo, su chofer denunció el año pasado que el poeta recibió una inyección letal en el hospital donde estaba internado. El Partido Comunista pidió esclarecer su muerte y sus restos fueron exhumados el pasado mes de abril. Hasta el momento, los estudios han demostrado que el chileno, al momento de morir, sufría una metátesis avanzada. Son tantas las contradicciones, que un laboratorio de Estados Unidos será el encargado de determinar si murió por envenenamiento o por la enfermedad.

Edgar Allan Poe

Murió en Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849

Existen muchas teorías sobre la muerte de Poe: suicidio, asesinato, cólera, rabia, sífilis. Se tiene la certeza que llevaba varios meses sin beber y que en un viaje a  Filadelfia sufrió un cuadro confusional. En Richmond se reencontró con una antigua novia, y es en ese momento cuando se le pierde la pista, hasta su última aparición en Baltimore, donde fue hallado vagando y vistiendo ropa que no era suya.  Entre su confusión, se dice que invocaba a Reynolds (probablemente el explorador de su novela La narración de Arthur Gordon Pym), y que al morir lo último que dijo fue: “¡Que Dios ayude a mi pobre alma!”. De acuerdo con los médicos, murió de una congestión cerebral producto de un daño hepático. A pesar de esto, la verdadera causa sigue siendo un misterio y los informes nunca fueron encontrados.

Esquilo

Murió en Gela, Grecia, 456 a. C.

Esquilo es el representate de la tragedia griega y sus obras son consideradas dentro de las más grandes obras literarias de la historia. Su muerte es tan irreal que cae en lo absurdo. Dice la historia que el dramaturgo iba caminando tranquilamente cuando de la nada, un águila dejó caer una tortuga sobre su cabeza con la intención de partir el caparazón y devorar su interior. El impacto fue tan grande, que lo mató al instante. ¿Verdad o mito? esta muerte es una de las más inverosímiles de la historia.

Yukio Mishima

Murió en Tokio, Japón, 25 de noviembre de 1970

Al término de la Segunda Guerra Mundial, Mishima dio un discurso con el que pretendía inspirar a los soldados para devolver al Emperador de Japón a su legítimo lugar. Sin embargo, sólo logró que se burlaran de él. Por la vergüenza, Mishima intentó suicidarse, pero no tuvo el valor suficiente para inmolarse. Así que fue otro miembro de su grupo quien lo decapitó, para después seguir el mismo camino.  Se dice que Mishima preparó su muerte durante cuatro años y que el intento de golpe  fue un pretexto para el suicidio ritual. Además, algunos investigadores de la vida y obra del escritor indican que la muerte de los dos compañeros pudo ser una prueba de su homosexualidad, y que se pudo tratar de un shinju (suicidio de dos amantes). Sin embargo, las versionesoficiales dicen que dio su vida en honor al Emperador.

Oscar Wilde

Murió en París, Francia , 30 de noviembre de 1900

La versión oficial dice que el escritor murió a causa de una meningitis, consecuencia de una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, médicos sudafricanos, que han estudiado el caso, aseguran que Wilde no murió de sífilis sino a causa de una enfermedad crónica de oído que padeció durante años.

Ernest Hemingway

Murió en Ketchum, Idaho, 2 de julio de 1961

Durante mucho tiempo algunos han asegurado que el estadounidense se suicidó por la depresión que le causó el darse cuenta que sus mejores años como escritor habían quedado en el pasado. Otros dicen que se quitó la vida por un desorden de personalidad. Hoy una teoría está tomando fuerza: la relación de Hemingway con el FBI que se convirtió en una persecución que lo llevaría a darse un disparo en la cabeza. A esta idea se suma el hecho de que su esposa siempre haya negado que se tratará de un suicidio e incinerara una gran cantidad de papeles tras su muerte.

Primo Levi

Murió en Turín, Italia, 11 de abril de 1987

Levi es famoso por haber escrito la novela autobiográfica Si esto es un hombre, sobre su experiencia en el Holocausto nazi. Aparentemente, el escritor de origen italiano, se mató tirándose de cabeza por el hueco de la escalera de su casa en Turín a los 68 años. Pero al no dejar una nota, mucho ponen en duda que se tratara de un suicidio. A la fecha, hay quienes se siguen preguntando cómo es posible que un hombre que sobrevivió a los  horrores de los campos de exterminio decidiera terminar con su vida.

Mariano José de Larra

Murió en Madrid, España, 13 de febrero de 1837

Se trata de uno de los máximos exponentes del Romanticismo y su suicidio lo convirtió en uno de los grandes mitos de la literatura. Siempre se ha tenido la creencía que se quitó la vida por el desamor de una mujer a la pretendía. Sin embargo uno de sus descendientes, Jesús Miranda de Larra, asegura que fue por España y su progreso. Al ver que no podía cambiar a su patria, se pegó un tiro días antes de cumplir 28 años.

  

Iris Chang

Murió en San José, California, 9 de noviembre de 2004

Chang era una periodista y escritora chinonorteamericana que consolidó su carrera con la publicación de The Rape of Nanking (La Violación de Nanking), sobre el holocausto que sufrió el pueblo chino en manos de los japoneses. A los 36 años, se quitó la vida. Dejó una carta a su esposo de la cual se desconoce su contenido. A la fecha, no se sabe qué fue lo que impulsó a esta nieta de sobrevivientes a acabar con su vida.

Federico García Lorca

Murió en Alfacar, Granada, 18 de agosto de 1936

Al estallar la guerra civil española, Federico García Lorca fue detenido por fuerzas franquistas y fusilado por tratarse de un librepensador y alterar el orden social. Sin embargo, al hacer una exhumación en la fosa común en la cual presuntamente se encontraban sus restos, estos no fueron encontrados, lo que ha despertado nuevamente la polémica sobre la misteriosa muerte del poeta.

Tennessee Williams

Murió en Nueva York, Estados Unidos, 25 de febrero de 1983

Existió mucha especulación en torno a la extraña muerte de Tennessee Williams, incluso se llegó  a hablar de asesinato. Meses después, se logró esclarecer con el informe médico final. Tras la muerte de su pareja, Frank Merlo, al escritor le dio por los calmantes y la bebida. Después de beber una considerable cantidad de alcohol, Williams tuvo la intención de tomar una dosis de medicamentos, al intentar abrir el frasco con la boca, se tragó accidentalmente el tapón, que obstruyó su garganta y lo asfixió.

John Kennedy Toole

Murió en Biloxi, Misisipi, 26 de marzo de 1969

Desesperado por el rechazo de las editoriales, se quitó la vida en su coche poniendo un extremo de la manguera de su jardín en el tubo de escape y otra en la ventanilla. Murió asfixiado por el monóxido de carbono. Lo irónico es que La conjura de los necios, fue publicado gracias a la insistencia de su madre y ganó el Premio Pulitzer en 1981. Se dice que el confundido escritor dejo una nota de suicidio que su madre destruyó sin revelar su contenido.

Texto  
¿Te gusta?