Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Escúchame, que yo te escucharé

Fonoteca Nacional: Memoria sonora para el futuro

Casa Alvarado Paris A. Salazar Rodríguez Casa Alvarado
15 de noviembre de 2011
Por    Paris A. Salazar Rodríguez

Un día, los hombres y mujeres decidieron rebelarse al silencio, enfrentarlo y domesticarlo. Así nacieron palabras, porque hablar es comprender y construir. Esta filosofía es el sustento de La Fonoteca Nacional, el archivo que preserva y difunde sonido a sonido y palabra por palabra la construcción de México en la voz de sus protagonistas.

La Casa Alvarado, construcción del siglo XVIII y última residencia del poeta y Premio Nobel de Literatura Octavio Paz, es el espacio que conserva el patrimonio sonoro y difunde al público 350 mil audios del pasado nacional. Este sitio es una muestra de que se puede viajar a la velocidad del sonido y llegar al recuerdo, a la nostalgia, y también a la sorpresa de desempolvar los sonidos de los años transcurridos.

La herencia sonora se compone de audios con valor social y cultural que van de 1896 a la fecha, integran un paisaje sonoro de lo se vivía en México. Hoy suman 30 mil horas de sonidos digitalizados, con archivos del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Radio UNAM y la colección histórica de la XEW, así­ como acervos y colecciones privadas donadas por particulares.

A escuchar

En la biblioteca sonora nacional se pueden escuchar audios con voces de indígenas huicholes grabadas a finales del siglo XIX, discursos de Porfirio Dí­az, entrevistas a Diego Rivera y artistas mexicanos, discursos presidenciales de Gustavo Díaz Ordaz y otros mandatarios. El programa de chistes de aficionados "Risametro", los mil capí­tulos de la radionovela de "Chucho El Roto" o los 700 de "La Tremenda Corte", la colección Miguel Bueno de música clásica, noticieros, programas culturales, tal cual como lo escucharon nuestros abuelos y padres.

Además, para los visitantes más pequeños la Fonoteca Nacional tiene el programa Explorador Sonoro, donde los niños podrán desarrollar sus capacidades de escucha y sensibilización auditiva, así­ como un programa diseñado para que abuelitos y nietos puedan viajar a través del sonido.

El acervo sonoro nacional también crece gracias a México Suena Así­, un mapa sonoro en un sitio web donde todos podemos registrarnos, colocar nuestras grabaciones y ubicar las coordenadas de donde fueron grabadas, o simplemente escuchar por internet los audios cargados por otros usuarios.

Jardín sonoro

Además de las tareas de recopilación, conservación, preservación y difusión de la herencia sonora de México, la Fonoteca Nacional ofrece en la Casa Alvarado una joya arquitectónica con influencias andaluza y morisca, residencia colonial declarada monumento histórico el 27 de abril de 1932. Tiene un amplio jardín que revitaliza las legendarias vegetaciones de Coyoacán, y que puede ser disfrutado por los visitantes.

La palabra dicha y los sonidos están puestos a disposición de todos en este lugar, donde podemos  aprender a emplearlos para el recuerdo, la recreación o la investigación. Y, al fin, oírnos unos a los otros.

Fonoteca Nacional
Francisco Sosa No. 383, col. Barrio de Santa Catarina, Coyoacán.
Horario: Lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas. Sábados de 9:00 a 18:00 horas.
Entrada Libre.
Tel: 41 55 09 50.
Sitio web: http://www.fonotecanacional.gob.mx/

Texto  
¿Te gusta?