Mo Yan, premio Nobel de Literatura 2012

Un vistazo a China a través de la escritura

Getty Images

La Real Academia Sueca de Ciencias lo galardonó por su “realismo alucinante que combina los cuentos populares, la historia y lo contemporáneo”.

Este premio es significativo porque más allá de la literatura del escritor, habla de la apertura que China está teniendo con el mundo occidental, sobre todo en ciertos temas de la cultura de esta nación.

Por ejemplo, en su novela Frog, Mo Yan explora de una manera conmovedora la preferencia tradicional china por los niños sobre las niñas, lo que deriva de la percepción de que los pequeños varones son más capaces de mantener a la familia y continuar con el linaje. Esa tendencia ha alimentado la práctica de abortar fetos femeninos o abandonar a las niñas, algo que continúa hoy en día en las zonas rurales de China, e incluso la preferencia que se le da a los hombres sobre las mujeres en la vida adulta.

Frog se centra en una partera en la China rural y sus experiencias con los abortos forzados y esterilizaciones. Recientemente, Mo ganó el prestigioso premio literario de China Mao Dun, algo que confirma que este país ahora es más abierto a hablar sobre el tema.

Mo Yan y Latinoamérica

El escritor chino Mo Yan ha tenido una intensa relación con la cultura latinoamericana desde 2011, cuando protagonizó en Pekín un divertido diálogo con el peruano Mario Vargas Llosa. Además, Mo Yan asistió a la presentación de la primera traducción oficial al chino de Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez, por quien manifestó admiración.

“Tras leer siete páginas de esa novela, en la que entré atraído por su primera frase, encontré inspiración para mi propia obra”, señaló Mo en mayo de 2011, durante la presentación de la traducción del libro del escritor colombiano.

Con su presencia, Mo dio su apoyo a la primera versión en mandarín que pagaba derechos de autor a García Márquez, después de que en las anteriores décadas circularan ampliamente por China versiones “no autorizadas” de ésa y otras obras del colombiano.

Un mes después, en junio de 2011, Mo Yan fue uno de los embajadores del mundo literario chino que participó en un encuentro con el peruano Mario Vargas Llosa, quien visitó China para promover su obra.

El encuentro es muy recordado porque en él, Mo Yan desató las carcajadas de los asistentes al señalar que cuando mostró a su esposa una fotografía de Vargas Llosa ella pensó que era “mucho más guapo que él” y dejó de hablarle durante un tiempo.

“Lamento haberle generado problemas conyugales”, respondió con humor el también Nobel peruano, quien visitó junto a Mo al día siguiente el Instituto Cervantes de Pekín.

Los que se quedaron en la orilla

Entre los favoritos para adjudicarse el Premio Nobel de Literatura 2012, estaban el cantautor estadounidense Bob Dylan, el autor canadiense Alice Munro, el novelista estadounidense Philip Roth y el escritor japonés Haruki Murakami.

Murakami y Dylan eran también los favoritos el año pasado, pero el poeta sueco Tomas Transtromer ganó el premio.