‘Mientras nos dure el veinte’

Dos noches de rock y literatura en el Chopo

Museo Universitario del Chopo

El 4 y 5 de diciembre prometen ser dos veladas inolvidables: Diego Herrera y Alfonso André (Caifanes), Javier Calderón (productor y músico independiente) Federico Fong (La Barranca) y Juan Villoro unirán talento para ofrecernos una buena dosis de Rock y Literatura. Y como estas reuniones no se ven a diario, platicamos con el primero y el último para que nos contaran el origen de Mientras nos dure el veinte, qué es lo que veremos en estas presentaciones y el futuro del proyecto.

¿Cómo surgió la idea?                 

Diego Herrera comenta que estaban buscando una película silente para musicalizarla, pero no encontraban la adecuada, entonces apareció José María Arreola, baterista, escritor y nieto de Juan José Arreola. “Chema Arreola, decidió unir sus dos pasiones, la música y la literatura, así juntó a Paco Huidobro y a Xavier Velasco, y luego nos juntó a Diego y a mí, coincidió Villoro.

El escritor sugirió trabajar con su libro Tiempo Transcurrido, lleno de crónicas imaginarias que recorren los años entre 1968 y 1985.  Diego Herrera seleccionó tres textos y escogió a la banda que los acompañaría en la primera y, hasta ahora, única puesta en escena durante el Vive Latino de este año, donde el quinteto presentó los textos “Madona de Guadalupe”, “El punk del pedregal” y “Glitter en la colonia Lindavista”.

Del Vive Latino al Museo del Chopo

“Quería que quedara registro de estas presentaciones, una grabación, algo. Es una cosa rara la mezcla entre rock y literatura, pasan muchas cosas ahí arriba (en el escenario); durante los ensayos Juan leía muy bien, pero en ‘el Vive’ se transformó, es un rockanrolero atrapado en un escritor, comenta Herrera.

Después de su paso por este festival musical, pensaron repetir la experiencia en un estudio, “pero quería capturar lo que sucede en la presentación en vivo” agrega Diego, así que buscaron un lugar que permitiera las presentaciones y funcionara para la grabación. José Luis Paredes Pacho, baterista de Maldita Vecindad y director del Museo Universitario del Chopo, ha estado trabajando en la idea de la poesía expandida como música, y le propuso a Juan hace años hacer algo similar; así que por varias razones, este espacio era perfecto.

“Suelo creer que ya me cayó el veinte, pero todos los días descubro que está atorado en algún lado y me doy de golpes para que caiga.” Juan Villoro

¿Qué veremos en estas presentaciones?

“Es un viaje en el túnel del tiempo. Cada historia tiene que ver con cambios en la música. El libro trata de esto, de cómo el tiempo se va y lo que queda de él. Habrá presentación de música, piezas instrumentales, poesía de otros autores, narraciones improvisadas, cuatro canciones-relato. Cada presentación será diferente, como le es propio a la improvisación”,  nos explica Juan.

Además de las tres piezas que montaron en el Vive Latino, se suma “Merienda del Papa”, texto extraído igualmente de Tiempo Transcurrido, con arreglos pensados especialmente para la ocasión; estas fechas también serán una forma de homenaje para José Agustín, invitado especial que estará entre el público y a quien en repetidas ocasiones Villoro ha reconocido como influencia en su obra.

¿Cómo ha sido trabajar en este proyecto?

En comparación con componer para canciones, Diego Herrera considera que “esto tiene más que ver con cine o con teatro, poner un fondo que ilustre la situación y la historia”; sin embargo, “cuando compones para una película tienes un tiempo dado, esto es más abierto, tienes que esperar la palabra precisa para cambiar el ritmo, no sabes en que ritmo va llegar Juan, cómo va a hacer la lectura”, agrega Herrera.     

“Se trata de convertir la palabra en un instrumento musical, más no es rodear la lectura con música, sino trabajar simultáneamente, contar canciones”, resalta Villoro.

Música y literatura, literatura y música

Mientras que Diego Herrera comparte sus acercamientos a la literatura “he escrito algunas canciones para el disco de André…la canción tiene su chiste. Me encanta (la escritura), pero no me la creo yo mismo. A veces hasta me cuesta trabajo creer que soy músico”.

Juan Villoro recuerda su paso por la música, “aprendí un poco de guitarra clásica, pero nunca tuve una guitarra eléctrica”, y aunque reconoce en el guitarrista “a la figura con la espada mágica, a un caballero andante que libra batallas”,  nunca ha pensado en retomarla, pues pronto descubrió que, “al igual que no podía ser futbolista, no podía ser músico”, pero conservó esas pasiones “pues -señala- en la literatura puedes llevar vidas sustitutas”.

“A uno le caen muchos veintes en la vida, pero siempre hay veintes que se te quedan ahí atorados en la rendija y no caen.” Diego Herrera

¿A dónde va este proyecto?

Diego quiere llevar este espectáculo a provincia, pero por lo pronto el plan es incluir la grabación de estas presentaciones, a cargo de TV UNAM, en una edición conmemorativa de Tiempo Transcurrido editada por el Fondo de Cultura Económica, libro que en 2015 cumple 30 años de haber sido publicado.

Villoro no deja de lado el humor: “dependiendo cómo nos vaya, veremos si le seguimos o nos volvemos a presentar dentro de 25 años”.         

‘Mientras nos dure el veinte’

– Tendrá dos presentaciones: jueves 4 y viernes 5 de diciembre de 2014, 20:00 horas.
Museo del Chopo
– Localidad general: $250; estudiantes, maestros, INAPAM y UNAM $200