Tragedias y milagros en el Metro

Recuento con motivo de sus 44 años de vida

Después de las 10 de la noche, el último vagón del metro se convierte en una “cajita feliz” subterránea. Todos hemos escuchado (o sido testigos de) la leyenda urbana de “El vagón del amor”, un tren en el que los usuarios saben que pueden ligar. Dicen que sucede en la línea rosa, que corre de Pantitlán a Observatorio, la primera que entró en operación, el 4 de septiembre de 1969. ¡Bingo! Hoy es día de cortarle un pastel al metro.

Todos tenemos algo qué contar, desde las señoras que avientan sus bolsas por la ventana desde el andén para apartar un asiento, hasta haber estado ahí dentro durante un temblor, sido víctima de algún robo o de algún accidente. 

Para celebrar las 195 estaciones, los 225 km de vías y a sus cinco millones de usuarios, les contamos algunas de las historias que han ocurrido en las entrañas de la ciudad. Empezamos con las más fuertes, luego las vamos aligerando. 

6261844 años de metro
44 años de metro (Cuartoscuro)

Era lunes, seguro muchos de ustedes aún no habían nacido. Estaban por dar las 10 de la mañana cuando el primer vagón de un tren se estrelló contra el último de otro, entre las estaciones Chabacano y Viaducto, de la línea azul, que va de Cuatro Caminos a Taxqueña: Los carros se elevaron, rompieron el techo del anden y quedaron mirando al cielo (El Universal, 20 de octubre de 2008). El saldo dejó 39 personas muertas, 100 heridas y casi diez años de cárcel para uno de los conductores. Era 20 de octubre de 1975, día en que ocurrió el peor accidente que ha habido en el Metro.

Otro choque pudo haber ocurrido a causa del conductor en estado de ebriedad que abrió las puertas equivocadas en la estación Aculco de la Línea 8, en septiembre de 2010. Seguro se acuerdan. Por él ahora todos los conductores (mil 700) deben pasar por el alcoholímetro, y nada de ir hablando por celular, leyendo, escuchando música o viajando acompañados…, en teoría. http://www.youtube.com/watch?v=LenqDGV-DQk

Siguiendo con las tragedias, una más reciente fue la de septiembre de 2009, cuando un sujeto se resistió a ser detenido tras intentar hacer pintas en los muros del metro y disparó contra el policía Víctor Manuel Miranda y el usuario Esteban Cervantes, en la estación Balderas, de la Línea 3.

Y hablando de abusivos, seguramente recuerdan a “el galán”, quien en abril de 2011 se volvió famoso por andar “tirando rostro”, aventándole piropos a las chicas y ayudándolas a cargar sus mochilas, lo malo para ellas es que al final las robaba.

Una más y cambiamos de tema: Tan solo en los últimos 15 días de mayo de este año se registraron 6 muertes en las estaciones Puebla, Sevilla Oceanía, Eugenia y La Raza, el costo parael metro es de 2.5 millones por detener la circulación de los trenes. El lado positivo: al menos ha habido tres partos este año, en Pantitlán, Hidalgo y Tacubaya. 

No todo son tragedias, una de las cosas más divertidas que ocurren en el metro son los viajes sin pantalones que organiza Flash Mob México desde 2010. Nota: prohibido usar tanga o ropa interior con lemas inapropiados. 

6261944 años de metro
44 años de metro (Cuartoscuro)

Y nada como la inolvidable la aparición de la Virgen de Guadalupe en una mancha de agua en el piso de la estación Hidalgo, allá por 1997, y las largas filas de personas que le dejaban flores. 

Perdón Salón Los Ángeles, pero aquí vamos a decir que quien no conoce el metro, no conoce México. A pesar de los vagoneros, súbanse, en una de esas topan a Rubén Albarrán, los restos de un mamut (estación Talismán), la estatua de Rockdrigo González (Balderas), la obra de un discípulo de Frida Kahlo (Arturo García Bustos, mural Metro CU) o con constelaciones y la ubicación del zodiaco (La Raza).