Revista Chilango

3ra. encuesta anual de sexo

Agosto 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Proyecto Siberia

Crítica Chilango


Foro La Gruta

Av. Revolución (a dos cuadras de Altavista) 1500

Entre Calle del Río de San Ángel y Fernando Villalpando

Col. Guadalupe Inn

Tel. 4155 0919

Horario

mar 20:30 hrs

Usuarios:



Precios

  • General
  • $150
TC: Todas

Cortesía

Crítica Chilango

Por Chrisitan Gómez

En Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski, un estudiante que ve comprometido su futuro a causa de su pobreza asesina a una prestamista. Tras una serie de vericuetos acaba por confesar su responsabilidad y es enviado a pagar su condena a la lejana y helada Siberia, donde atraviesa una compleja exploración de la culpa.

Como si hiciera una incisión en la novela cumbre del autor ruso –abrirla para explorarla–, la directora y dramaturga Mariana García Franco propuso en este trabajo una “investigación escénica” que busca comentar (¿ampliar?, ¿debatir?) los planteamientos de Dostoievski. En esa tarea se ha preguntado: ¿cuál es en realidad el crimen y cuál el castigo? Y para ello ha trabajado en diferentes instancias: un laboratorio de actuación, la puesta en escena y una bitácora donde se revisa el proceso íntegro.

En el montaje, la única parte visible al espectador de dicho proceso, una serie de personajes acompañan al protagonista de la novela en su viaje a Siberia. Y es en ese camino donde se levanta una serie de cuestionamientos sobre la culpa y la enfermedad social. Apoyados en recursos de video y música en vivo, por distintas vías el coro de actores satura al espectador con dichas preguntas.

Si algo deja claro una obra como ésta es el trastocamiento de las formas en el teatro contemporáneo. Por un lado, resulta inquietante pensar en el proceso de confección de la puesta: una historia que resulta no ya de una adaptación de una obra cumbre sino de comentarios sobre ella; de moverse en sus intersticios y extraer nuevas líneas de acción, seleccionar aspectos y desarrollarlos por otras vías: ¿Qué significa Siberia? ¿Cómo habitar ese exilio? En la resolución escénica del trabajo con el texto, resulta evidente la formación de García Franco con Emilio García Wehbi, artista interdisciplinario que se ocupa del cruce de lenguajes escénicos.

Por otra parte, el proyecto reaviva la pregunta sobre el papel del espectador actual. Si bien el debate sobre su participación es viejo y conocido, con obras como ésta queda claro el nivel del reto que una obra puede imponerle hoy. Más allá del teatro de entretenimiento, está el que demanda una seria participación intelectual.

Y en ese proceso de asimilación y resistencia, las cosas pueden salirse de las manos. Quizá un reclamo que se le podría hacer a Proyecto Siberia es, sencillamente, lo inaccesible que resulta para los que no conocen la novela.

Texto  
¿Te gusta?