Tercera edición de Festival Verbo incluirá música y hasta rap

Para los creadores de Verbo el fenómeno poético está presente lo mismo en una canción o un duelo de rap que en un libro vaquero

Cortesía Festival Verbo

Una invitación a viajar a la velocidad de la lengua… Eso busca ser el Festival Verbo, que los próximos 23, 24 y 25 de marzo celebrarán el fenómeno poético con música, rap, talleres y un micrófono disponible para todo el que quiera compartir de su ronco pecho.

Esta tercera edición sucederá en Forum 49 (Mariano Escobedo 494), donde mostrarán distintas maneras de jugar/hacer/malabarear con la palabra y su resonancia en voz alta.

A lo largo de esos tres días atestiguaremos lo mismo a Los Esquizitos narrando en canciones escenas salidas del cine B –pobladas de extraterrestres, onomatopeyas y asesinos a sueldo– que una conferencia/recital de Laura García Lorca, sobrina del poeta y directora de la fundación que promueve el trabajo de quien influyera en la lírica de Patti Smith, Bob Dylan o Leonard Cohen.

Si bien para Fausto Alzati Fernández, director del festival, el público mexicano para la poesía leída en voz alta se encuentra en fase de formación, Verbo busca influir en que cada vez más gente haga de la lengua su herramienta para provocar, comunicar, ironizar, denunciar, reflexionar, hipnotizar…

Como parte de las actividades se presentarán cinco nuevos títulos de Poesía pa’ la raza, colección de pequeños libros con portadas de Jorge Aviña que a más de tres resultarán familiares, porque fueron diseñadas por el ilustrador del Libro Vaquero, el cómic que nos hemos encontrado en alguna peluquería o en el puesto de periódicos. Entre los autores que estrenarán libros se cuentan Yohanna Jaramillo, Herson Barona y Crystal Vance Guerra.

Y en los talleres –a suceder en el Salón de la Plástica Mexicana– enseñarán lo mismo a pulir las capacidades de rimar –Rojo Córdova, impulsor del slam poetry en México, enseñará desde modulación de voz hasta cómo evitar ripios y muletillas– que la relación de la poesía con el bolero y algunas maneras asequibles de autoeditar poesía en formato fanzine.