Chéjov interpretado por la CNT

El jardín de los cerezos

Especial

Que Luis de Tavira, maestro yrenovador del teatro mexicano contemporáneo, eligiera un clásico para dirigir ala Compañía Nacional de Teatro (CNT) se antojaba provocador. Pero se entendíaque sólo un director de su tamaño -con la sabiduría para el espectáculo teatraly el manejo profundo de actores- podía asumir el reto de montar una obra que,lo menos, es retadora.

Y es que Antón Chéjov cambió elrumbo del arte teatral con cuatro obras, en tándem con Konstantín Stanislavskyque las llevó a escena para el Teatro de Arte de Moscú. La última: El jardín delos cerezos (1904), una historia sobre ilusiones perdidas en un mundo a punto deextinguirse. Los hermanos Gaev, Liuba y Leonid, verán perder su finca, el últimoacicate de su vieja vida, paralizados e inconscientes, sin el menor ánimo deentender la época que está por nacer. 

Con estos personajes, que losactores deberán asumir desde su "memoria emocional" y trasladaren sentimientos e ideas a los espectadores, es que Chéjov y Stanislavskyrevolucionaron la actuación, la dramaturgia y la puesta en escena.

Pero, ¿qué logra De Tavira? Unaproducción espléndida -iluminación, escenografía y vestuario de gran calidad-pero muy poca garra. Porque en escena, los actores apenas se comprometen alograr la emocionalidad chejoviana y sobrevuelan el cliché o la sobreactuación.Ni la gran Julieta Egurrola -que ha ganado mil batallas en escena- ni elcolmilludo Luis Rábago, trascienden la superficialidad. Si acaso, y hay quemencionarlo, don Farnesio de Bernal construye un Firs entrañable.

Aunque ver una obra de Chéjovsiempre vale la pena y hoy domingo es la última función de esta temporada. Bienvale echarle un ojo y disfrutar los valores de producción que, como se ha dicho,son lo más rescatable de esta versión.

¿La CNT habrá entrado en unainercia creativa? Es cuestión de ver sus nuevas propuestas, porque esta vez nila disciplina y sabiduría de Luis de Tavira lograron evitar que el bello Jardínde los cerezos chejoviano fuera derribado por una decepcionante puesta enescena.

El jardín de los cerezos
De Antón Chéjov
Puesta en escena: Luis de Tavira

Con Julieta Egurrola, Luis Rábago,Diego Jáuregui, Érika de la Llave, Farnesio de Bernal y Roberto Soto.
Sábados y domingos 17 hrs.
Teatro de las Artes del CentroNacional de las Artes
Av. Río Churubusco num. 79
Col. Country Club
Preferente $150
Galería $100