El intento fallido por homenajear a Leonardo Nierman

Una exposición en el Atrio de San Francisco

Cortesía.

El Atrio de San Francisco se viste de plata debido a la más reciente exposición del mexicano Leonardo Nierman, quien celebra 40 años de trayectoria artística a través de la exhibición titulada Espejismos, que recibe el nombre debido al reflejo en las figuras ocasionado por el material del que están hechas.

Se trata de un conjunto de 21 esculturas hechas de acero inoxidable que aluden a la imaginación y el deseo de libertad que el mexicano busca transmitir al espectador.  

Bajo la curaduría de Luis Rius Caso, piezas como Flama del milenio, Ángel y Flama de la esperanza cobran vida a través de un montaje que deja mucho que desear. Tras haber realizado la selección de piezas dependiendo su tamaño y dimensiones, mas no basada en un guion curatorial que justifique la instalación –más que evidentemente improvisada-, esta exposición se convierte únicamente en un intento fallido de homenaje a quien ha sido parte importante de la producción artística nacional, con más de 100 exposiciones individuales en América, Europa, Asia y Australia.  

El montaje malogrado imposibilita que el público pueda disfrutar pieza por pieza, ya que el espacio que se dejó entre cada una de ellas es realmente atroz, lo que conlleva a que por cuestiones de seguridad de las obras y el público, esto resulte en una experiencia insatisfactoria.  

La calidad, la originalidad y la simbiosis indiscutible de las obras de Nierman con la   naturaleza, la geometría, la belleza, la vida y el cosmos son el sello característico que hace que esta exposición amerite la visita del público. Tal como lo apuntó el propio artista: “una obra de arte no está terminada hasta que una persona se detiene a mirarla y sentirla”.  

A un costado de la calle Francisco I. Madero y atrás de la Torre Latinoamericana, este patio se convierte en un punto de reunión obligado para los amantes del arte de esta ciudad.

Espejismos. Leonardo Nierman (DOS ESTRELLAS)
Del 10 de diciembre de 2015 al 28 de febrero de 2016
Atrio de San Francisco
Entrada libre, lun-dom 10-18 h

También lee:

¿Te gustan los amaneceres? Ve uno desde el Monumento a la Revolución

Asiste a una de las Noches Mágicas en Teotihuacán

Inscríbete al ‘Master Chef’ estilo chilango

Tributo rocker a Star Wars en Foro 37

Los 8 ‘Escápates’ más exitosos del año

Tributo a Caifanes en este pub del DF