Dinastías que hacen época

9 familias mexicanas inolvidables

Getty Images

Origen es destino. Cuántas veces no hemos escuchado frases como: “salió idéntico a su madre”, “hijo de tigre, pintito”, “de tal palo, tal astilla”. La cuna influye en el desarrollo de los retoños, y algunos de ellos han logrado perpetuar el apellido en la memoria nacional.

Hay hijos desobedientes que no siguen los pasos de los padres. Otros se dejan guiar y comparten el trabajo. Hoy, además de ser el Día del Maestro, también es el Día Internacional de la Familia, por eso hicimos un recuento de dinastías que dejaron huella en la historia nacional en lo cultural, deportivo, artístico y político.

Letras e insurgencia

El escritor de El laberinto de la soledad y Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz proviene de una familia de políticos e insurgentes mexicanos. Su abuelo, Irineo Paz, fue abogado, novelista histórico, poeta satírico, periodista, diputado y senador del porfirismo. Octavio Paz Solorzano fue representante de Emiliano Zapata en Estados Unidos, diputado agraristas y obrerista. Ellos llevaron por el camino de los libros a Octavio Paz, quien sería embajador, poeta, ensayista y uno de los escritores más influyentes y conocidos de México.

Rama artística

El irreverente pintor, artista plástico, ambientalista y activista social Francisco Toledo, su abuelo fue zapatero y su papá comerciante, ambos en Oaxaca. Su talento autodidacta y creatividad le hicieron ganarse el reconocimiento mundial a su obra, heredó su capacidad artística a sus hijos, al tatuador y artista gráfico Jerónimo López Ramírez, conocido como el Dr. Lakra; la poeta, cuentista y promotora de la literatura indígena, Natalia Toledo, y la artista visual y fotógrafa, Laureana Toledo.

http://www.youtube.com/watch?v=sV5EcSklbZM

Poesía y política

Uno de los poetas más leídos y queridos es Jaime Sabines, quien desciende de una familia con tradición política en el sur de México. Su padre Julio Sabines era libanes y se casó con Luz Gutiérrez (hija del entonces gobernador del Joaquín Miguel Gutiérrez) con quien tuvo tres hijos. Su hermano Juan Sabines Gutiérrez fue gobernador de Chiapas, senador y diputado federal, su hijo Juan Sabines Gutiérrez siguió sus pasos y fue mandatario de la entidad también. Por su parte, Jaime Sabines renunció a estudiar medicina en la juventud y se dedicó a escribir poesía donde todavía es recordado, también fue diputado local y federal por el partido tricolor, incluso presidente de la Comisión de Cultura.

Periodismo y gobierno

Nada es lo que debería, pero suele pasar, el periodismo está ligado al poder y viceversa. Una muestra es la familia yucateca Loret de Mola. La dinastía familiar comenzó con Carlos Loret de Mola Mediz, fue periodista y luego dirigió los periódicos El Mundo, El Heraldo de Aguascalientes, El Fronterizo, entre otros, también fue diputado, senador y gobernador de Yucatán en los años setenta. Su hijo Rafael Loret de Mola Vadillo fue secretario del ayuntamiento de Merida y trabajó para la Lotería Nacional, actualmente es abogado, periodista, locutor y escritor que le han valido varios best seller, es padre del conductor de noticias matutinas y periodista Carlos Loret de Mola Álvarez.

Décadas de lucha

El Santo quien luchara contra zombies, vampiros, marcianos y toda fuerza maligna que acechara al mundo, además de grandes recuerdos en los cuadriláteros y varias películas durante casi cuarenta años de trayectoria, entregó su legado luchistico y la máscara de plata, a su retoño, por lo que la leyenda continúa en el ring con El Hijo del Santo, quien le agregó una línea de ropa e historietas para mantener viva la imagen, y además desde el 2009 ya inició su preparación El Nieto del Santo, la tercera generación plateada viene en camino.

http://www.youtube.com/watch?v=ZK4jSrKty0c

Suena la banda

Tras dejar los estudios de piloto aviador Antonio Aguilar se dedicó a la música de tambora hasta grabar más de 100 discos y más de 150 películas mexicanas. Contrajo matrimonio con la cantante Flor Silvestre con la que tuvo dos hijos: Antonio y José “Pepe” Aguilar. Este último se dedicó primero a cantar rock hasta terminar como una figura de la música ranchera, ahora sus hijos Ángela (9 años) y Leonardo (13 años) ya grabaron su disco “Nueva tradición” de música regional, aquí el apellido si canta, 60 años de la familia en los escenarios y la cuenta sigue.

http://www.youtube.com/watch?v=cn3IBisfzHw

Rueda el balón

Sólo el futbolista Hugo Sánchez Márquez pudo ganar cinco títulos de goleo en la liga española, un botín de oro y el honor de estar en el 11 ideal del Real Madrid, sin embargo, su hijo Hugo Sánchez Portugal no figuró en las canchas tanto en Pumas como en el Atlante. Y una historia del hijo que si superó a su padre es Javier “el chicharito” Hernández quien logró un contrato con el Manchester United y convertirse en la sensación, su progenitor Javier “chicharo” Hernández  quien únicamente jugó en la liga mexicana.

http://www.youtube.com/watch?v=6VJGIGuvd4k

Puños de oro

El boxeador Julio César Chávez hizo vibrar a México con la entrega y el valor en los puños durante cada pelea, nos mantenía atentos a su carrera durante el invicto de más de 90 peleas y tres títulos mundiales en diferente categoría, su hijo “El junior” levantó expectativas y consiguió un titulo mundial en peso medio, que perdió en la primera defensa, además del exhibición se supo que se fumó un churro para el estrés y lo inhabilitaron. Al parecer viene la revancha y puede coronarse nuevamente.

http://www.youtube.com/watch?v=7P6ryi9Q9UE

Valor y tradición

Una dinastía de cuatro generaciones y casi 100 años de vocación en los ruedos enfrentando toros con arte y valor. La familia Silveti es una muestra de que para ser torero hay que nacer torero. El 16 de enero de 1916 Juan Silveti Mañon conocido como Juan sin miedo tomó la alternativa para iniciarse en la tauromaquia, le siguió su hijo Juan Silveti Reynoso quien inspiró a sus hijos Alejandro Silveti Barry y David Silveti Barry “El rey David”. Este último como primera figura del toreo abandonó la fiesta brava por diversas lesiones en el cuerpo y se suicidaría en 2003. El abolengo taurino lo dejó en su hijo sigue dando ramas y frutos con Diego Silveti del Bosque, quien poco a poco gana su sitio y se vuelve un consentido de la afición taurina por el sentimiento que le imprime a cada faena.