5 razones para leer ‘Tenochtitlán se escribe con CH’

Nahuatlismos para chicos y grandes

En algunos idiomas no existe el sonido de la ch, incluso en muchas lenguas ni siquiera representa una letra CH, sino dos, la C y la H. Pero en el náhuatl este sonido es indispensable y se encuentra presente en muchísimas palabrasTenochtitlán se escribe con CH trata de esto y más. A continuación te damos 5 razones para que lo busques y lo hagas tu libro de cabecera. 

71568Un libro que amarás
Un libro que amarás

1. Para tener presente nuestra cultura indígena

Muchas palabras que usamos todos los días vienen directamente de nuestros antepasados prehispánicos. Tener en cuenta de dónde salieron y qué significan con precisión nos hará recordar la historia de nuestro país: los mexicanos, nos guste o no, seguimos teniendo una cultura indígena viva.

2. Para regresar a cuando un libro te daba alegría, por sorprenderte

No es raro que en otros países se aprecie más el valor de nuestras lenguas prehispánicas, que en México. Este libro, anunciado para niños, es disfrutable para cualquier edad. Se hace trilingüe para exportarlo, y se ha logrado con éxito. Es de esos libros que sólo con tenerlo quedas satisfecho de tu compra. Y piensas, con acierto, que más de un niño lo verá con curiosidad.

3. Identificar el náhuatl que hablamos

En estos nahuatlismos hay algunos conocidos, como chocolate, pero pocos sabrán que significa “agua agria”; o tal vez habrá quien sepa el origen náhuatl de machincuepa, pero pocos tendrán el significado “girar con la ayuda de las manos y del trasero”. ¿Sabías que chicle, achichincle, pachón, chile piquín, chamaco, chichi,, chilpayate, entre otros, también vienen del náhuatl.

4. Para regodearte con el arte del ilustrador Gabriel Gutiérrez

Muchos consumidores del cómic o de literatura infantil compran libros extranjeros por el diseño o por las ilustraciones. Este libro cumplirá con cualquier requerimiento en tales campos. Pocas veces un libro “infantil” es tan disfrutable para los adultos que solemos comprar libros con el pretexto de darselos a nuestros hijos o sobrinos.

5. Para consumir lo mexicano

La idea de exportar a quienes hablan inglés estos nuatlismos funciona por tomarlos como parte del español hablado en México: no se vende el folclor de los indigenas, se documenta la realidad de un país multilíngüe y se informa sobre las raíces de varias palabras de uso regular. El conocimiento de nuestra historia está tan a la mano como el saber de dónde vienen las palabras con las que hablamos.

¿Cómo ven, se van a lanzar a buscarlo?