5 mercados públicos con arte en el DF

Tenemos una gran tradición en este tipo de locales

En la Ciudad de México ir a un mercado público por las compras puede convertirse en un acercamiento con el arte. Inmuebles comerciales en distintos puntos de la capirucha resguardan una verdadera riqueza cultural entre decenas de productos.

La renovación que le dio otra personalidad al Mercado Roma realizada por el despacho de Rojkind Arquitectos, nos hace recordar que la arquitectura, el arte y el comercio no están peleados en el DF, que la funcionalidad, los espacios estéticos, los productos y la comida saben convivir desde hace muchos años. Por eso te presentamos cinco mercados con valor artístico en la ciudad que no puedes dejar de visitar. 

Mercado Abelardo L. Rodríguez

El mercado es una obra de arte. Construido para sustituir los mercados callejeros en el Centro Histórico, este inmueble comercial moderno y organizado también facilitaría la recaudación de impuestos. Fue inaugurado el 20 de noviembre de 1934, adaptado dentro del antiguo colegio jesuita de San Pedro y San Pablo, en paredes y techos cuenta con obras de artistas como Ángel Bracho, Pablo O’Higgins y el japonés Isamu Noguchi, quienes contaron con la dirección de Diego Rivera, piezas abrazadas por grietas, humedad, polvo y telarañas. Además en su interior alberga el Teatro del Pueblo. (República de Venezuela No. 72, Centro Histórico)

78264Arte popular
Arte popular (Paris Alejandro)
 

Mercado de la Lagunilla

En octubre de 1957 el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, quien le cambió la fisonomía a la Ciudad de México, terminó uno de los mercados emblemáticos de la capital, orientó la planeación con espacios dignos para estimular la convivencia ya que la gente construía su vida en ese lugar. También fue el responsable de los mercados Tepito, Coyoacán, Azcapotzalco, entre otros. Un ejemplo de los espacios diseñados para el desarrollo de los comerciantes y las familias era el Centro de Desarrollo Infantil dentro de las instalaciones del mercado Azcapotzalco. (Eje 1 Norte y Brasil, Centro). 

Mercado de San Juan

Un paraíso gastronómico y de sabores, este mercado es considerado el más gourmet de la ciudad, donde se puede encontrar todo tipo de verduras, frutas, carnes, embutidos y pescados que difícilmente pueden conseguirse en otros mercados, algunos provenientes de otros estados del país, pero también de Europa, Asia y toda América. (Calle Ernesto Pugibet, entre José María Marroquí y Luis Moya, a cuatro cuadras del Eje Central Lázaro Cárdenas)

78261Paraíso del sabor
Paraíso del sabor (Paris Alejandro)
 

Mercado San Pedro de los Pinos

Aunque fue fundado en 1957 y también salió de la mente del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, desde el año pasado este mercado luce una piel moderna y se erige como una galería de arte urbano. Tiene un mural de grafitis de 400 metros cuadrados creado como parte del Proyecto Marchante: un trueque con el arte. (Calle 2 esquina Calle 7, Delegación Benito Juárez)

78262Intervención urbana
Intervención urbana (Paris Alejandro)
 

Mercado de La Merced

En 1957 el arquitecto Enrique del Moral lo diseñó como parte de una política de creación de mercados y de renovación de la Ciudad de México con las innovaciones constructivas de la época, por ejemplo el aprovechamiento de la luz natural con un techo de cubiertas laminares de concreto de forma cóncava. El incendio de febrero de 2013 provocó severos daños en el inmueble catalogado como patrimonio artístico y arquitectónico, por eso el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia vigilarán la reconstrucción y que se respete la idea original del inmueble comercial. 

¿Y a ti cuál te late más?