*

Clásicos para volver a ver (Cine de tu infancia) | Chilango.com

Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Cine de tu infancia

Clásicos para volver a ver

Cine en casa Getty Images Cine en casa
05 de julio de 2013
Por  Melissa Moreno   @melissototota

Son vacaciones y las ideas para entretener a los pequeños escasean. No desesperes, es momento de desempolvar viejos clásicos (o buscarlos en Netflix o iTunes Movies) que marcaron tu infancia o adolescencia y compartir esos tesoros con los chamacos.

Aquí va el top de la redacción Chilango.

(Tomen en cuenta que nuestras edades van de los 24 a los treinta y pocos...) 

¿Cuál agregarías?

Los Gonnies (1985)

Una historia de Steven Spielberg en la que un grupo de amigos, que se hacen llamar Los Goonies, viven infinidad de aventuras mientras se dan a la tarea de buscar el tesoro de un pirata.

Volver al futuro (1985)

Clásico de clásicos. Marty McFly es amigo de Doc, un científico medio loco que crea una máquina para viajar en el tiempo. Marty termina en 1955 y debe lograr que sus padres se conozcan para que se casen y él pueda existir. 


La historia sin fin (1984)

Bastian se engancha con ”La historia interminable”, un libro que narra la destrucción del Reino de Fantasía. A medida que sigue leyendo, se da cuenta de que debe entrar al libro y salvar al reino y a sus habitantes. 


ET (1982)

Un pequeño extraterrestre es olvidado por su nave en la tierra. Dos pequeños niños lo cuidan e intentan que regrese a su casa antes de que los adultos lo descubran. Drew Barrymore es la niña más tierna en esta cinta. 


Querida, encogí a los niños (1989)

Un padre inventor logra crear una maquina para encoger objetos. El caos viene cuando, por error, encoge a sus propios hijos… 


El pequeño Nemo en el país de los sueños (1989) 

Nemo es un niño que siempre sueña con un reino de fantasía. Por ello, es invitado por el rey Morfeo a ser su príncipe en el Mundo de los Sueños. Perfecta para grandes y chicos.


Gremlins (1984)

Un clásico de monstruos en la que extrañas criaturas invaden un pequeño pueblo de Estados Unidos. Todo se hubiera evitado de haber seguido las reglas para cuidar a un mogwai: no darle de comer después de medianoche, no mojarlo y evitar que le dé el sol. 

El Rey León (1994)

¿Quién no derramó una lagrima al ver esta película de Disney? Simba, un pequeño león es el heredero del trono, pero al ser acusado de la muerte de su padre es obligado a huir. Pero no se dará por vencido y regresará a reclamar lo que le corresponde. 

Jumanji (1995)

Dos niños liberan a Alan Parris, quien lleva 25 años encerrado en un juego de mesa mágico. El problema es que no sólo él queda libre: una manada de animales exóticos también salen del juego al mundo real.

Mary Poppins (1964)

Muchos soñamos con tener una institutriz como Mary Poppins, quien llega a la vida de dos niños rebeldes y los hace vivir un sin fin de aventuras, mientras cantan y bailan sobre las azoteas y bajo la lluvia. 

Mi primer beso (1991)

Vada vive obsesionada con la muerte después de perder a su madre. Su padre, que es dueño de una funeraria, se vuelve a enamorar, pero la pequeña niña no está de acuerdo. Al tiempo, ella y Thomas comienzan una hermosa amistad que tendrá un final inesperado. Ten los pañuelos desechables a la mano. 

Willy Wonka y la fabrica de chocolate (1971)

No nos referimos a la de Tim Burton y Johnny Depp. La original es protagonizada por Gene Wilder y los Oompa-Loompas son imperdibles. La historia es la misma: Charlie vive la experiencia de conocer al excéntrico y esplendido Willy Wonka y su fabrica de chocolates, pero vale mucho la pena ver esta versión. 

El Mago de Oz (1939)

Viejita pero bonita. Dorothy, el Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde viven una gran aventura por Camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, en busca de la ayuda del Mago de Oz. Este si es un clásico del cine.

Los aristogatos (1970)

Los gatos de una rica anciana son abandonados en lugar lejano por su mayordomo, quien desea convertirse en el único heredero de la enorme fortuna de Madame Bonfamille. Thomas O'Malley, un atractivo gato vagabundo, los ayudará a regresar a casa, sorteando los peligros de la ciudad.

Mi pobre angelito (1990)

Esta es la película que catapulto la carrera de Macaulay Culkin (nos vamos a hablar de cómo terminó). Kevin es olvidado por su familia cuando se van de vacaciones a Francia. El pequeño “angelito” debe proteger su casa de Harry y Marv, dos ladrones (no muy hábiles) que se proponen asaltarla… no tienen idea de lo que el niño les hará pasar. 

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: