De paseo con tus chilanguitos por el Parque México y El Ocho Café

Un fin de semana en familia

Hace un par de semanas estaba buscando un respiro de la rutina con mi hija, queríamos hacer algo diferente, así que fuimos a los nuevos juegos que pusieron en el Parque México de la Condesa, muy cerca de la biblioteca pública. Esta nueva sección que se habilitó con la renovación del parque, tiene un espacio amplio para que jueguen los chilanguitos.

Desde que vi los juegos de lejos me llamó la atención, es como una telaraña enorme con columpios a los lados y una resbaladilla muy ancha para aventarse cuantas veces quieran los peques. A mi hija le gustó mucho porque pudo trepar por donde quiso y a esa hora, después de salir de la escuela, había varios niños y niñas jugando en el lugar.

Es un espacio muy divertido y además está entre los árboles del parque así que disfrutamos de la naturaleza también. La resbaladilla es el mayor atractivo de esta gran red porque a los lados hay espacio para escalar y volver a subir. Es ideal para el espíritu aventurero de niñas y niños.

Para los más peques también hay columpios y un cochecito para escalar y jugar a un nivel más tranquilo. Sofía jugó sin parar y yo disfrutaba con ella este nuevo espacio.

Cuando se acercaba la hora de comer y seguíamos en la actitud de conocer lugares nuevos y divertidos, entramos a El Ocho Café que está en Avenida México, justo enfrente del parque. Este lugar se autonombra café recreativo y sí que lo es: hay juegos de mesa que puedes usar mientras comes. También en los centros de las mesa hay hojas y lápices para jugar Gato, Timbiriche o Basta. En fin, veas donde veas hay algo divertido para darle un giro relajado al día.  

Sofía y yo jugamos Basta mientras nos traían la comida. Ella pidió un fetuccini Alfredo y una limonada; yo probé la ensalada oriental y el agua de mandarina. La comida es de buen sabor y porciones suficientes. Lo que me gustó del concepto es que todo está a su justo nivel: diversión, comida, ingredientes, servicio e instalaciones.

Todo se junta de tal manera que te sientes muy a gusto de estar; Sofía decía que era como estar en la sala de su casa y al parecer esa es la intención. Cuando llegó el postre ya habíamos quedado empatadas en el Basta y mi hija llevaba la delantera de tres partidas de Gato invictas. Era momento de volver a casa y descansar para la escuela del día siguiente; pero nos dimos un respiro, conocimos dos lugares a los que queremos regresar y pasamos una tarde llena de sonrisas y diversión.

Parque México
Av. México S/N, Cuauhtemoc, Condesa

El Ocho
Av. México 111, Condesa
dom-mié 8-12 h, jue-sáb 8-1 h
$ promedio 200; tc: todas 

También lee:

Comparte un domingo con tus hijos en Peña Pobre

México es nuestra segunda patria: Juan Carlos Bodoque

Construye junto a tus hijos una ciudad Lego