Vinos para recibir el 2011

Especial

Hace más o menos un año, con el pretexto del Año Nuevo, hicimos la primer "introducción" a los vinos espumosos en las colaboraciones que tenemos con esta H. página; en esa ocasión nos limitamos a recomendar este tipo de vino para una ocasión que el año nuevo amerita.  Ahora nos toca clavarnos un poco más en explicar más a fondo las características de este tipo de vinos.
Los vinos espumosos, tan socorridos en cualquier ocasión especial, al igual que los refrescos tienen cierto contenido de dióxido de carbono que es el encargado de darle las burbujas al vino. El CO2 contenido en los vinos espumosos puede ser resultado de la fermentación o ser inyectado en un proceso "artificial".

Los vinos que son naturalmente espumosos pasan por dos procesos de fermentación diferentes. El primero es básicamente la fermentación común y corriente que tiene cualquier vino, mientras que la segunda fermentación es la que se encarga de darle las burbujas al vino.

La diferencia entre la primera y la segunda fermentación es básicamente que la segunda se lleva a cabo en un recipiente (tanque o botella presurizada dependiendo del método) que no deja escapar el CO2 producido naturalmente durante la fermentación del vino.

Sin duda al hablar de vinos espumosos, los más famosos son los de la región de Champagne en Francia, la que le da la denominación de origen al vino. Los Champagnes son extremadamente famosos, y desde más o menos el año 1500 han sido relacionados con lujo y festividades como el año nuevo.

Por regla general, un Champagne sólo puede estar producido por vino proveniente de las uvas Chardonnay, Pinot Noir o Pinot Meunier; su realización debe ser por el método tradicional o "Champenoise"  en el que la segunda fermentación se hace en botella añadiendo a veces  algunas levaduras y azúcar.

Dependiendo del contenido final de azúcar en elChampage este se clasifica:

  • Brut Nature – menos de 3 gramos de azúcar por litro.
  • Extra Brut – Entre 3 y 6 gramos de azúcar por litro.
  • Brut – Entre 6 y  12 gramos de azúcar por litro.
  • Extra Sec – Entre 12 y 20 gramos de azúcar por litro.
  • Sec – Entre 17 y 35 gramos de azúcar por litro.
  • Demi-Sec – Entre 33 y 50 gramos de azúcar por litro.
  • Doux – 50 o más gramos de azúcar por litro.

Acá nuestras recomendaciones por si te animas a recibir este 2011 con un vino espumoso o Champagne.

Miguel Torres Pinot Noir Brut
Un espumoso chileno bastante agradable con burbujeo muy fino, abundante y constantes. De color opaco como entre trigo y cebada. En nariz de primer golpe tenia aroma a mar, como a mejillones, pero poco a poco salían las notas dulces como de miel y como casi siempre sucede el aroma a migajón (pan). En boca con buena acidez, algo de madera, manzana, muy sedoso pero lo que no estuvo tan bueno fue el final que era muy corto. En general un vino bueno y recomendable, que gusta fácil. Si lo tomas a la temperatura correcta no te imaginas que sea un espumoso de Chile.

Dom Perignon Vintage 2000
Uno de los mejores vinos (espumosos o no) que hemos probado. Sus aromas son potentes y muy variados, desde vegetales, plantas y hierbas, pasando por frutas tropicales como mango, piña y durazno, y terminando con olores a perfumes florales y vainilla. En boca entrega lo prometido en nariz y más; mango, pera, durazno, algo de sabor a vegetal y un toque de avellana y castaña. Lo mejor de este Dom Perignon es el final con sabores a frutas tropicales acompañadas de un toque ahumado, es extremadamente largo y entra como un intenso golpe de sabores que redondean un excelente vino. La experiencia en general es intensa, despertando todos los sentidos y dejándote al final con una enorme sonrisa.

No olvides seguirnos en twitter @buenavidamx y en http://buenavida.mx para más recomendaciones de vinos.

Feliz 2011 a todos!