Vinos con taparosca

El viejo debate

VÍABuenavida
Especial

Latapa rosca o "screw cap" no es algo que no conozcamos, básicamentetodos los refrescos tienen una presentación así. Pero en el vino no eslo más normal, o al menos no lo era.

Latapa rosca apareció en el mercado del vino como respuesta a lafrustración causada por los corchos defectuosos, como una forma debajar costos y extender la frescura de los vinos blancos jóvenes.

Estaforma de cerrar el vino es altamente familiar para el mercado de NuevaZelanda y Australia, sus vinos blancos de batalla, en su mayoría,tienen tapa rosca. Algunos tintos frescos, jóvenes y vivaces que seproducen en estas regiones también la tienen. Los gringos son otros quese están dando a conocer por aplicar este este método para sellar elvino.

Algunasde las ventajas de usar tapa rosca en lugar de corcho natural son:eliminar los riesgos de oxidación, filtración y cerrar herméticamente a la botella permitiendo conservar el vino en aroma, sabor y frescura.

Pero¡ojo! Si creyeron que este es el cierre perfecto e infalible están mal.El vino con tapa rosca puede presentar aromas bastante desagradables,estos son consecuencia del proceso de elaboración del vino y el cierrehermético.  El olor a huevos podridos  (esto suena horrendo,posiblemente peor que el olor del corcho, porque creo que la mayoríaestamos familiarizados con este espantoso olor) se presenta también enel 2% del vino con taparosca, y es mucho más probable toparnos con élen vinos tintos de añadas mayores a 4 años.

Otra"desventaja" de la tapa rosca es que viene asociada a una imagen menosromántica que la del clásico corcho natural, y por lo tanto se cree queel vino es de menor calidad por su casi siempre menor precio asociado…recuerden siempre: el contenido es lo importante, lo demás lo van atirar!

Comoverán, luego de platicar del corcho y de la tapa rosca,  ninguno de losdos cierres se salva de tener pros y contras, pero ¿es mejor la taparosca que el corcho? La respuesta más acertada es: depende del vino. Siqueremos algo fresco, blanco o tinto, como para tomarse ya, de no másde 3 años, la tapa rosca resulta ser algo que no debería de molestarnuestra decisión de compra; pero si queremos vinos tintos complejos ylongevos el corcho, en teoría, seguirá siendo nuestro mejor amigo.

Astrolabe 2008
EsteSauvignon Blanc de Nueva Zelanda es uno de los muchos ejemplos debuenos vinos de tapa rosca que se producen en aquel lejano país. Tienearomas cítricos a piel de naranja y toronja además de algo deeucalipto, romero y pimiento, y luego entrega sabores acorde a losaromas, buena acidez y un retrogusto a pimiento, toronja y albahaca. Seantoja con una pizza margarita y lo vendían en Cavas de Francia a $180pesos, pero creemos que ya se les acabó, o nos lo acabamos… el díaque lo probamos compramos un par de cajas para hacerlo nuestro vinoblanco de batalla oficial.

Beso de Vino 2009

Vinoespañol de uva syrah y de los pocos de aquel país del viejo mundo quese sellan con tapa rosca. Se puso de moda hace unos meses cuando unprestigiado crítico lo calificó con 90 puntos, y se puede conseguir enWalmart por alrededor de $100 pesos, por lo que todo mundo hablaba deél. La verdad es que está lejos de ser un vino de 90 puntos, pero porlo que cuesta es una buena opción para vino de batalla. Huele a frutosrojos, yoghurt y canela y sabe un poco a ciruela, yoghurt y mermeladade frutos rojos maduros, con retrogusto a nuez y moras. Un vino joven yfresco, que hay que dejar respirar un rato para que se le vayan unosdefectos por ahí en aromas y sabores con toque químico.

No se olviden de visitar nuestro sitio  y seguirnos en @buenavidamx para más recomendaciones y datos curiosos del vino.