Un verano peligroso de sabor

Estas opciones te harán decir ¡guácala que rico!

VÍA@ssashiss
Foursquare

El verano se pone peligroso con esta lista de botanas, comida y postres que te harán decir: ¡Guácala qué rico! Para los menos valientes están los esquites y los plátanos fritos y para quienes ya tienen cayo o simplemente se quieren atrever a probar les dejamos algunas menudencias de pollo, cerdo y gallina. 

Patitas, pescuezos y manitas

Estas tres botanas tienen algo en común, la consistencia de cuerito y que te salen en $15 o menos. Cuando compras un vaso con patitas de pollo por primera vez no se te antoja mucho pero al echarle limón, salsa y darle la primera mordida, la cosa cambia. Lo mismo pasa con los pescuezos, cuando vas a la pollería y los ves, ni se te antojan pero a alguien se le ocurre comprarlos, le dan su baño de salsa y terminas como el doctor Chapatín, caminando con tu bolsita, sólo que esta llena de pescuezo. Ni que decir de las reinas, las manitas de puerco que se han convertido en uno de los antojitos favoritos en el mercado de San Juan porque es difícil encontrarlas pero cuando las pruebas por primera vez el saborcito a vinagre es un verdadero #ManjarDeLosDioses

Pollos Río
Mercado De San Juan
Ernesto Pugibet 21,
Centro.

Caldos de molleja

No cabe duda que un buen caldo de gallina además de ser remedio infalible para la cruda es un clásico del DF, con su bolillito o tortillas echas a mano. Pero pocos se atreven a probar las mollejas, algunos porque saben que esa parte de las aves no es precisamente la más higiénica y otros por el aspecto de la pieza. Pero hay que probar para saber si nos gusta o no. Yo que soy fan les recomiendo pedir un caldo de pura molleja y primero probarla sola. Tienen una consistencia firme pero suave por dentro, después échenle unas gotitas de limón y salsa roja. En pocos lugares he encontrado tacos de molleja frita pero si los encuentras vale la pena que lo pruebes, son como el oasis del desierto. 

Caldos Castro
Fray Servando Teresa de Mier 1022 B-C,
Jardín Balbuena
5762 0074

Cheetos y lagrimitas

Cuando circulas afuera de cualquier primaria o secundaria ya sea pública o privada, no pueden faltar los puestos llenos de frituras y dulces que esperando a que los niños sedientos, hambrientos y ansiosos salgan a comprar. De entre las botanas escueleras, como las llamo yo, las lagrimitas con crema y Valentina y los cheetos (genéricos, no de marca) con limón siempre fueron mis favoritos. Hoy en día la bolsita vale $10, $15 y hasta $20 pero siguen siendo un clásico que hay que probar antes de morir. Si tienes oportunidad acompáñalo con un frutsi congelado para revivir los recuerdos de la infancia.

Plátanos fritos

Esta fruta amada por unos y odiada por otros se consume frita en varios países además de México, entre ellos: Cuba, Colombia y Puerto Rico. En mi última visita a Pasaje Yucatán (una calle del Centro Histórico), me encontré con un señor que vende todos los días plátanos machos fritos con su respectiva, crema, azúcar, lechera y canela. Vale la pena que te des el gusto de probar este postre que es muy común encontrar en México. 

Pasaje Yucatán
Pasaje Yucatán entre
Venustiano Carranza
y República de Uruguay,
Centro.

Chaskas o esquites

En Aguascalientes los esquites de vaso o empapelados son conocidos como chaskas. Tal como aquí son los grano de elote hervidos con epazote que puede llevar mayonesa, crema o mantequilla, queso y chile además de otros ingredientes como pollo, tocino, champiñones, pimiento o chile de árbol para darle sabor. En otros Estados de la República se les conoce también como trolelotes, coctel de elote y elotitos. Los esquites en su versión en caldo o al comal son fáciles de encontrar, pero sólo en un lugar he probado lo más parecido a las chaskas empapeladas. En el Mercado de Jamaica hay una familia que vende puras cosas hechas con elote, pastel, panqué, elotes al comal y los empapelados que llevan queso, verduras y chile. Son uno de esos gustitos que no te puedes perder este verano, amén.

Mercado de Jamaica

¿Te atreves a probarlos?