Una historia sabrosa: Pastelería Mappy

El secreto más dulce de la Escandón

Éste es uno de los negocios con mayor tradición en la Escandón, una pastelería que es consentida de los chilangos desde hace más de 40 años.

Desde 1973

La inauguración de Mappy fue el 11 de octubre de 1973 y abrió en forma el 12, día de la Raza. “La pastelería se llama así por mis 3 hijos: Mari, Paty y Armando: Mappy”, nos cuenta don Armando Hurrle, dueño y fundador de la pastelería.

86268Don Armando Hurrle
Don Armando Hurrle (Ling Sepúlveda)

El negocio empezó en 1973 después de que don Armando trabajara junto a su hermano en otra pastelería y decidiera independizarse. “Tenía yo un pequeño localito, junto con dos pasteleros. Uno de ellos trabajó muchísimo para ayudarme a que este negocio floreciera”, platica don Armando.

Los primeros clientes

En un principio, la pastelería tenía una cartera de 70 clientes en diferentes zonas: la Lagunilla, la Roma, Naucalpan y Tlalnepantla. Ahí, don Armando tenía como clientes a ocho fábricas con comedores industriales que consumían entre ocho y diez pasteles diarios.

Después de hacer su ruta en las fábricas de Tlalnepantla, don Armando se iba a una fábrica de autos y se paraba afuera con pasteles y papel para envolver para venderle a los empleados y aprovechar el viaje.

“Tuve un cliente en la Lagunilla que tenía cuatro puestos en la calle de Rayón y vendía postres (jericallas, arroz con leche y gelatinas). Fue de mis mejores clientes, los sábados me compraba entre 80 y 90 pasteles.”

El pastel estrella

El pastel que más le ha gustado a la gente desde siempre es el pay de queso. Después empezaron a pedir las combinaciones del mismo: pay de queso con fresa, con chocolate, y con rompope.

Gracias a la fidelidad de los clientes la pastelería comenzó a crecer y el cuñado de don Armando lo apoyó para ampliarse. En sus mejores años, la pastelería tenía 4 camionetas para repartir en todo el DF.

Con el tiempo, la gente empezó a pedir las combinaciones y Don Armando fue haciendo más variedades de pasteles. Ahora en vitrina tiene más de 10: Tres Leches, rompope con avellana, napolitano, moka, zanahoria, queso con zarzamora, imposible, flan napolitano, pay de limón, pay de elote y pastel vegano. Tienen un catálogo con más de 50 pasteles. Un pastel para 100 personas se los tienes que pedir con 3 días de anticipación.

86269Pastelería Mappy
Pastelería Mappy (Ling Sepúlveda)

Además de pasteles, en sus vitrinas hay más opciones dulces y saladas: rollos de piña e higo, galletas, orejas, polvorones, muffins, panqués, roles de canela, brownies, alfajores, galletitas de masa seca, tartaletas de nuez, canelones, brocas, donas, empanadas de manzana, mole jamón y atún; y sus famosos hombrecitos de jengibre que se hicieron populares por el personaje de la película de Shrek.

86266Hombrecitos de jengibre
Hombrecitos de jengibre (Ling Sepúlveda)

La remodelación

Los hijos de don Armando lo alentaron a remodelar la pastelería y convertirla también en cafetería. 

Mappy se remodeló en 2003 y aunque ahora ya no cuentan con las camionetas de entrega, siguen repartiendo pasteles en las colonias aledañas (Nápoles, Narvarte y Del Valle).

Con la remodelación ampliaron su oferta, hay galletas, muffins y pasteles para veganos (sin glúten, sin azúcar, sin lácteos) y para diabéticos, hechos de chocolate (70% cacao).

Los pasteles favoritos de Don Armando son dos; el de zanahoria porque está hecho con queso crema y su invención, el de avellana con rompope que creó junto con uno de sus pasteleros. Es el pastel de la casa.

Pastelería Mappy
José Martí 158, Escandón
5516 4599 

¿Listo para probar los hombrecitos de jengibre?

También checa:
Una historia sabrosa: Fonda Garufa
Una historia sabrosa: Pedro y Guille 
Básicos de la Escandón

Si quieres ver más contenidos como este da clic en SABORES MODELO