Una historia sabrosa: Las Memelas de la Rana

Las reinas de Valle Dorado

Foursquare

Cuando visitas Valle Dorado y le preguntas a los transeúntes, ¿qué es lo mejor para comer en la zona?, más de uno te responderá: “Las Memelas de la Rana”. En este restaurante se cumple la regla de las tres “bes”, bueno, bonito y barato. Por tal motivo, se han convertido en un ícono de la zona. Te contamos un poco más de su historia.

Las Memelas de la Rana

La familia Sánchez comenzó a vender memelas en Valle Dorado hace 25 años. Fue tal el éxito que se hicieron de tres sucursales, dos de las cuales tuvieron que cerrar hace poco, pero los clientes de su, ahora única sucursal en Valle Dorado, no les fallan.   

El restaurante recibió su nombre por uno de los integrantes de la familia, René Sánchez, y  la alusión de su nombre con el de “la rana René”. Empezaron con un negocio callejero pero lo vendieron y decidieron crecer. Hace poco más de 2 años remodelaron el lugar.

Comer aquí, además de ser riquísimo, es muy cómodo y acogedor. La comida es muy casera, se percibe desde las sopas (consomé, sopa de hongos, caldo tlalpeño, sopa de fideos con jamón o un caldito de pollo). 

Las memelas son cosa aparte, son la especialidad de la casa. A diferencia de los huaraches, las memelas llevan todos los ingredientes encima y no mezclados con la masa. Son más parecidas a los sopes. Son un antojito de masa al que se le agrega frijol o quesillo gratinado y otros ingredientes como: carne, pollo u otros ingredientes y queso rallado.

La gerente nos contó que las memelas que ellos venden, miden 24 centímetros aproximadamente. Respecto a los clientes, nos dijo que algunos comensales que iban de niños ahora son adultos y llevan a sus familias. A partir de la remodelación han tenido más gente porque hay pantallas y la velocidad del servicio mejoró, se volvió más rápida.

Las memelas más vendidas son tres: la sencilla de bistec con queso, y las especialidades “las ranas” (preparada con nopal, cebolla, bistec, aguacate, queso gratinado y queso rallado) y la “Sánchez” (preparada con chorizo, tocino, cebolla, queso gratinado y queso rallado). El boom del lugar para acompañar y no bajarte la comida a brinquitos, son las aguas de sabor. Pero, si prefieres, también hay cervezas, licuados, jugos, refrescos y malteadas.

Lo más padre de este negocio familiar es que puedes probar una memela con un presupuesto que va desde $8 una memela sencilla con salsa y queso rallado, hasta $68 las más caras: la arriera y la especial de camarón. Tienen la mejor variedad de memelas de la ciudad y la armas perfecto con $100.

Abren de lun-vie de 10 a 19 hrs y fines de semana de 9 a 19 hrs. Hay estacionamiento. Dan servicio de catering para eventos y servicio a domicilio que se extiende en las siguientes zonas: Valle Dorado, Pirules, Balcones, Club de Golf de Atizapán, y Mayorazgo del Bosque. 

Las Memelas de la Rana

Desde 1987

Av. Jinetes 18, Locales F, G, H,

Valle Dorado

5370 0416

¿Qué otros lugares de memelas conoces?