Historia sabrosa: María Cristina

La juguería más antigua del Centro Histórico

Foursquare

Siempre me ha gustado recorrer las calles del Centro Histórico: sus tiendas, restaurantes, museos e iglesias. Para poder a provechar el recorrido al máximo, me voy en transporte público. Desde el microbús que va para el Zócalo voy viendo qué lugares voy a recorrer a pie.

Un día estaba formada en la fila para tomar el camión y vi un local pequeñito, lleno de gente en Pino Suárez. Ese día probé por primera vez un licuado de uva y conocí este lugar con gran historia: los jugos “María Cristina”.

Jugos María Cristina

En 1940 los padres de don Amador Bernal (dueño actual), fundaron en Pino Suárez 18 la matriz de esta juguería que consiente a sus clientes con jugos y licuados todos los días, desde las 7 de la mañana. La matriz es una de las ahora ocho sucursales que son atendidas por miembros de la familia y que, de acuerdo con don Amador, es la cadena de jugos más antigua del Centro Histórico.

Don Amador nos contó que su negocio fue clausurado por tener demasiada gente, cuando Ernesto P. Uruchurtu fuera regente de la Ciudad de México. La juguería lleva su nombre por doña María Cristina, la madre de don Amador. Para él, las cosas han cambiado mucho en el Centro porque no sólo en las calles ya no se ven artistas y personalidades caminando como antes o a los libaneses de Correo Mayor, para él, también sus clientes han cambiado.

Ahora le piden combinaciones más exóticas y no tanto los clásicos como jugo de naranja, zanahoria y licuado de chocomilk. Para tener a la clientela contenta, trata de vender todas las mezclas y variantes que se le ocurren y hasta le ha agregado tortas, sándwiches y ensaladas al menú. Para don Amador, los jugos no son sólo una bebida, son además fuente saludable de vitaminas para el cuerpo. Es por eso que ahora venden muchos que tienen súper alimentos como el licuado de aguacate o nopal.

No hay cosa más sana que un jugo en la mañana, nos dice don Amador que aunque no es doctor, mucho a aprendido de ser juguero.

Todos sus jugos son preparados con fruta natural: mango, piña, plátano, guayaba, melón, papaya, naranja, fresa, guanábana y más. También hay licuados, esquimos, aguas de sabor y hasta servicios catering para eventos, pero la mezcla especial del lugar es el “jugo Centro Histórico” (naranja, papaya, fresas y azúcar) que se le ocurrió a doña María Cristina y que tiene toda una historia detrás. Lo nombró así porque en el Festival del Centro Histórico de 1992 ganó un premio al mejor jugo por lo que merecía llevar un nombre que dejara huella.

Por el lugar han desfilado gente famosa y políticos como Salma Hayek, Ernesto Zedillo, Marcelo Ebrard, entre otros.

Este negocio es uno de los lugares del Centro que por su historia y tradición, no puedes dejar de visitar. “Si quieres sacarle jugo a la vida… sólo con María Cristina”, es la frase que pone en su reciente página de Facebook don Amador para actualizarse e invitar a la gente a que los conozca. 

Jugos María Cristina
Palmas 413,
Centro.
5518 0004

¿Listo para ir por un juguito?