Una historia sabrosa: Au Pied de Cochon

Cómo llegó el clásico parisino al DF

Los franceses que viven en el DF cuentan que cuando salen del antro en París se van por una sopa de cebolla al Au Pied de Cochon. Después de escuchar ese comentario no podía dejar probar la sopa y aprovechar para conocer la historia de este restaurante que llegó a Polanco hace 15 años. 

Todo comenzó en París 

En 1947, Clement Blanque abrió el Au Pied de Cochon de París para alimentar a la gente de la zona del Mercado de Interés Nacional de la capital francesa (el equivalente a la Central de Abastos) con buena comida a precio accesible.

El lugar se hizo de fama entre los trabajadores por su sopa de cebolla y otros platillos hechos con carne de cerdo para que fueran económicos. Como las fábricas estaban abiertas de día y de noche, el restaurante adoptó la misma dinámica y por estár ubicado en una calle por la que pasa casi toda la gente de París, la clase alta comenzó a escuchar comentarios del lugar y decidieron visitarlo y comer ahí. Así, desde hace 68 años hasta hoy el Au Pied recibe a clientes de todas las clases, edades y regiones con platos sencillos y clásicos franceses.

El restaurante llegó a México

Grupo Presidente descubrió el restaurante de París y decidió internacionalizar el proyecto, fue así como el Au Pied de Cochon abrió sus puertas hace 15 años en el hotel Presidente de Polanco.

De acuerdo con el chef Frédéric Lobjois el local de Polanco es casi una réplica exacta del de París pues respeta los detalles de las patitas de cerdo en las sillas, los centros de mesa en forma de cochinito.

Frédéric Lobjois está a cargo de la cocina desde hace dos años, y supervisa el que abrieron simultáneamente en Santa Fe.

89447Au Pied de Cochon
Au Pied de Cochon (Cortesía: Au Pied de Cochon)

La cocina y el ambiente

Au Pied ofrece comida tradicional respetando las recetas pioneras y la base de la gastronomía francesa con platillos como sopa de pescado, sopa de cebolla, pata de cerdo, chamorro, fuente de mariscos frescos, caracoles de Borgoña y tártara de res.

Además todos los Au Pied de Cochon se caracterizan por tener una buena barra de mariscos, la del restaurante de Polanco es de dos regiones, una parte es de Baja California y otra importada de Francia. Un clásico son los ostiones franceses que de acuerdo con Frédéric son tan frescos y bien seleccionados que los clientes los pueden comer a ojos cerrados con la confianza absoluta de que estarán deliciosos.

Para el postre hay profiteroles y crème brûlée, además de otras recetas emblemáticas la cocina de Francia.

Son muy tradicionalistas en sus preparaciones para que concuerden con los estándares de la comida que se ofrece en París. Tiene una mesa favorita que está a la entrada del restaurante en una esquina en donde un domingo experimentó el sentimiento de estar en casa con la atmósfera del ruido de los tacones de las chicas que son clientes del lugar, las pláticas, el ruido de los utensilios de cocina y todo aquello que le da vida y flujo al local.

El espacio está ambientado con música francesa de los años 20 y 30 de París.

¿Qué comer?

Para empezar, déjate llevar por las recomendaciones de los meseros quienes conocen el menú a la perfección.

Nuestros favoritos son el huachinango en pasta de aceituna negra, de plato fuerte un lechón con lentejas acompañado con una copa de vino. Y para el postre la tarta de manzana con crema de almendra y helado de vainilla. 

Au Pied de Cochon
Campos Elíseos 218, Polanco
5327 7756

¿Ya conoces este clásico francés de la ciudad?

También checa:
4 restaurantes para comer Croque Madame en el DF
Historia sabrosa: Cantina Guadiana
Historia sabrosa: Bellinghausen