Una Champions alemana

Bratwurst y cervezas para la final

Getty Images

Mañana ocurrirá uno de los eventos deportivos más importantes del año. El Bayern Munich se enfrentará al Borussia Dortmund por la “orejona”, la copa de la final de la Champions League. Ya que son dos equipos alemanes acá van tres alternativas para disfrutarlo acorde a tu gusto.

Típico alemán: Fritz

Si lo que deseas es ser todo un alemán para el partido entonces vete directo al centro cultural Fritz. Aacá desde el inicio de la carta, hasta los postres y pasando por su oferta de cervezas, todo, es alemán. Te recomendamos las bratwurst de cerdo con su respectivo chrucrut y una buena lager dorada para acompañar. El postre podría ser un strudel de manzana con helado, así festejarás el triunfo de tu equipo favorito. Es perfecto para ir en familia en ambiente relajado.
Dr. Río de la Loza 221, Doctores, 3096 8696.

Con los cuates: Frankfurt’s

Puede ser que hayas visto este pequeño local por ahí ya que van creciendo en sucursales, y en cada una ofrecen lo mismo: salchichas. Las puedes encontrar de res, de pollo, de cerdo, jumbo, medianas, como sea acá las bratwurst y la cerveza nunca se acaban. Es un lugar ideal para ir con los amigos para aprovechar sus inmensas pantallas y pedir un par de yardas de cerveza germana para acompañar el partido.
Tamaulipas 136, Condesa, 5256 0767.

En casa

La otra opción es prepararte tu comidita alemana y no salir de la comodidad de tu casa. Acá una receta para lograrlo de la forma más auténtica.

Ingredientes:
2 libras de papa sabanera
1/2 cebolla cabezona roja cortada en julianas
80 gramos de tocineta ahumada Koller
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
4 ramas de cebollín picado
4 salchichas alemanas Koller

Preparación:

Para las papas rosty: pélalas, rállalas y lávalas varias veces, exprimiendo todo el líquido. En una sartén sofríe la tocineta hasta que quede crujiente. En la misma grasa, cocina la cebolla, agrégala a la papa, sazona con sal, pimienta y cebollín picado. Luego, arma las tortitas de papa de 1 cm de grosor y cocínalas en una sartén con el aceite de oliva a fuego alto. Presiona cada una con la base de una pala y acomódalas hasta que queden redondas. Reduce la temperatura a media y voltéalas. El secreto es que queden bien tostadas. Para las salchichas, haz cortes en cruz con un cuchillo y ásalas en una sartén.

Sirve con cebolla frita y mostaza picante.