Tres desayunos caseros

De Francia hasta tu cocina

1. Omelettes

Ingredientes 

8 huevos

¼  taza de leche

Para el relleno: queso, cebolla, espinacas, perejil, champiñones, jamón… Cualquier vegetal o queso que se te antoje.

 Preparación

1. En un tazón, bate los huevos y agrega leche

2. Sofríe los ingredientes que quieras usar para el relleno, menos el queso.

3. En un sartén engrasado con mantequilla, vierte media taza de huevo.

4. Cuando esté cuajado dale la vuelta a la tortilla que queda. Aguas, porque si no lo haces con cuidado se rompe.

5. Agrega a la tortilla el relleno, como si fuera una quesadilla, y dobla la tortilla.

6. Repite los demás pasos para los demás omelettes.

2. Pan francés

35860Pan franc?s con moras... ?mmmm!
Pan franc?s con moras… ?mmmm! (Especial)

Ingredientes

Pan de caja
2 huevos
Mantequilla (la suficiente para engrasar una sartén)
Azúcar (al gusto)
Canela (al gusto)
Opcional: fruta, miel, helado de vainilla
 
Preparación
1. Bate los huevos en un recipiente.
2. Parte las rebanadas de pan a la mitad. Si quieres, también puedes quitarles las orillas.
3. En un sartén engrasado con la mantequilla, pon a cocer los panes, remojados en  el huevo por los dos lados.
4. Espolvorearles azúcar y canela.

Opcional: acompañar el platillo con frutas (las moras quedan de lujo.), helado de vainilla, o si son de diente dulce, con miel de maple.

 3. Croissants

35861Croissants
Croissants (Especial)

No les vamos a enseñar a hacer este delicioso pan, porque si decidieran prepararlo, no lo terminarían a tiempo para el desayuno. Sin embargo, es un plato francés típico, y no podía faltar en la lista. Les vamos a decir cómo se acompañan los croissants.

Los mexicanos solemos partir el pan a la mitad, como si quisiéramos hacer una torta, y le untamos mantequilla, mermelada, crema de cacahuate, o cualquier cosa rica que encontremos en la cocina. Si quisiéramos comer a la francesa, el primer paso es no hacer esto. A medida que el pan se muerde, se le va untando la mantequilla, o mermelada. Otra cosa muy común es sopear el croissant en chocolate caliente, que es una bebida típica en el desayuno francés.