Tamales Doña Lety

¿Qué tal los hace Lety?

Sandra Lucario

Tamales Doña Lety
Leticia Esquivel
Pedidos: 04455 3384 2118

Plus: Son de Tamaulipas, cuentan con sabores como cochinita pibil, zacahuil, bocoles, machaca, huilche, escamoles, etc.

Hugo:

“Probamos uno de zacahuil y otro de camarón. Me gustó mucho más el primero, porque es un sabor muy diferente, pero es una bomba, porque le ponen chile y zanahoria encima, pero el sabor es delicioso. El de camarón no me encantó, porque a pesar de que la masa está muy sabrosa y está bien hecha, no me gustó el sabor de los mariscos en un tamal. Un plus es que la masa sí sabe a camarón, así que si lo que buscas es ese sabor, es buena opción”.

Héctor:

“A mí el zacahuil me gustó, aunque es como un revoltijo masudo con carne y chile, pero sabe rico al final (¡guácala, qué rico!), es algo original. Respecto al de camarón, coincido con Hugo: me gustó la masa pero no me gustó el camarón en tamal y en general en otras cosas”.

Juan Carlos:

Me encantó el zacahuil porque tiene un sabor muy original, nunca lo había probado. Pero sí es para tragones de veras, porque es una comida completa, pero está buenísimo. Si lo prueban, pónganle salsa verde porque realza el sabor. El de camarón, está ‘bien’, equis, me fue indiferente.”

Sandra:

De éstos ninguno de los dos fue mi hit. Como que la comida masuda que finge ser tamal no me gusta, pero tiene buen sabor porque es una mezcla de salsa con manteca y carne. Sola no sabe tan chido, pero ya que le echas el picante (la salsa verde) adquiere un sabor muy rico.  Pero sí te llenas con tres cucharadas, mucha masa, mucha masa…

El de camarón, no. Igual que mis compañeros, prefiero mejor un coctel de camarón, no me gustan nada las tortitas de camarón de Navidad, y menos los tamales. La masa está muy rica, tiene buen sabor, pero el camarón no, se concentra mucho el sabor”.

Juan Luis:

Yo nunca había probado el zacahuil, y tal parece que es algo muy popular, porque mientras estábamos en el puesto muchas personas llegaron a pedirlo. Es un tamal que se hace en una sábana enorme de hoja de plátano que se mete en un hoyo, como una especie de barbacoa, y luego no te lo sirven en la hoja de tamal, sino a cucharadas sobre el plato. Pero efectivamente, como dice Juan Carlos, es una comida completa, tiene sabores muy fuertes, pero es de lo más original que probamos hasta ahora.

“A mí personalmente me gustó más la masa del de camarón, porque está envuelta en hoja de plátano y eso la conserva fresca y no tan seca como con la hoja de maíz. A pesar de que sólo tiene un camarón –literalmente– su sabor se reparte en todo el tamal, y es una muy buena opción para quien le gusten los mariscos”.

COMPARTE
Editor Digital de Chilango. Ama los tacos, la tecnología, los gadgets y el cine. Los videojuegos le enseñan a vivir. Twitter: @poketronik