Tacumbiando: tacos con sabor a cumbia sonidera

Échate unos taqueshis a ritmo de ¡cu cu cumbia!

Foto: Pavel M. Gaona

Más chilangos, imposible. En el norte de la Ciudad, en la colonia Casas Alemán, se levanta un pequeño puesto de tacos que sabe a cumbia: Tacumbiando. Si el inconfundible olor de la carne asándose no te lleva a ellos, los sonidos guapachosos lo harán: estos pequeños emprendedores fusionaron lo que mejor saben hacer —la música— con otra pasión sabrosa: la comida.

“Lo que pasa es que la música a veces no deja chido. O bueno, sí deja, pero la neta es que uno siempre quiere tener un poquito más, subirle al nivel de vida como le sube a la música”, me dice Rule Ferreira, una de las dos mentes maestras detrás de este concepto. Su dupla en esta esta aventura gastronómica es “El Chompis”, quien se encuentra en la parrilla volteando carne, poniendo tortillas y echándole su sazón a estos tacos. “Yo soy su asistonto, o sea su pinche”, me dice Rule, entre risas.

Tacumbiando
Foto: Pavel M. Gaona

Tanto Rule como El Chompis se dedican a la música: ambos forman parte de Changorámico y además están involucrados cada uno en un proyecto por su parte: Chompis toca la güira y canta en Chilango Sound Machine y Rule le pone ritmo a Sonidero Cabrón. “Esta colonia es tradicionalmente sonidera. Es más, mira a ese cuate —me dice mientras señala a un don que va jalando un puestecito de películas— él es pariente de los Pedraza, los del Grupo Kual”.

Ambos han sabido traducir el sabor musical a sus tacos callejeros. Aunque tienen poco con este proyecto, su estrategia ha sido buena: hacer tacos de porciones generosas, con tortillas hechas a mano y con salsas matadoras que van cambiando semana con semana. “Hoy tocó la de mango con habanero, pero las vamos rolando para que la gente siempre encuentre sabores distintos”. ¿De qué son los tacos? Son de bistec, pechuga y longaniza. Por supuesto, también te los pueden armar campechanos y todos van con su buena dosis de papas a la francesa y nopalitos con cebolla.

Tacumbiando
Foto: Pavel M. Gaona

Además, como la vocación llama, ellos te ponen unas muy buenas cumbias sonideras mientras tú te estás comiendo estos tacos. “Lo chido es que los vecinos que vienen de repente ya pasan por aquí y se echan unos pasitos de cumbia. También le toman fotos al letrero porque les llama la atención. Además les gusta que los damos bien servidos, sin doble tortilla. Preferimos darlos chonchos a que la gente se llene de pura masa”.

Ahora, si quieres conocerlos, debes saber que aquí la onda es tempranera, no son tacos nocturnos. “Aquí en la colonia hay dos economías, la de las mañanas y la de las noches. Así que si quieren venir, cáiganle tempra, porque se acaban por ahí de las dos de la tarde. ¿Qué dicen, se lanzan a echarse los tacos más musicales y cumbiancheros de la Ciudad de México?

¿Dónde?

Puerto Manzanillo 61, Col. Casas Alemán, mié-vie 10:30-14 h.