Sorpresas culinarias en las calles chilangas

E. TrejoLugar

Tacuqui

Llevan años en la zona y después de haber estado en Río Lerma, se movieron pero siguen ofreciendo lo que los hizo famosos. No sólo la carne está preparada con maestría, siendo el taco de costilla uno de los favoritos de los clientes, también la papa rellena es una locura. Obvio, como cualquier taquería que quiera sobrevivir en este negocio, las salsas deben ser estrellas y en este departamento Tacuqui tiene para ofrecer una buena variedad, siendo la de chile manzano con cebolla buen acompañante para tu taco. Ahora que si eres más aventurado y no te asustas con cualquier chilito que te ponen enfrente, la de habanero con piña es para ti. Pónsela a uno de sus campechanos con queso y te apostamos que buscarás cualquier pretexto para estar por la zona y volver a visitarlos. La cazuelita de queso es infaltable y si andas metido en alguna dieta, entonces llénate con sus tacos de nopal y una orden de cebollas. Aquí hasta para los que cuidan la línea, antes de que se convierta en curva, hay opciones.
 
 

Don Kebab

Caminando por las inmediaciones del Parque México es inevitable no percatarse del olor a carne cocinándose. El olfato y el gusto te guiarán a un camioncito amarillo, el responsable de este aroma. Don Kebab se ha vuelto tan popular en sus puntos de parada que siempre lo verás rodeado de gente, formada como si estuvieran regalando algo. Su especialidad es la cocina árabe. La mayoría de los platillos son servidos con la carne de ternera que todo el tiempo se está asando en un trompo parecido al de pastor que solemos ver en las taquerías chilangas. Una buena elección es el combo Don Kebab, pan pita relleno con carne, verduras (lechuga, col, zanahoria, cebolla y pepino) mas papas fritas y refresco. Prepáralo con alguna de las salsas que aunque pareciera que son catsup, mayonesa y mostaza, en realidad son salsa picante, salsa de ajonjolí y la tradicional salsa de yogurt, respectivamente.
 
 

Hamburguesas a la Parrilla

La contra esquina del Parque Pushkin en el que se encuentran este puesto está impregnada del aroma inconfundible de las hamburguesas al carbón. Al acercarse lo único que se ve es una fila de personas, locales y ajenas a la colonia, que saben a lo que vienen: a comer una muy buena hamburguesa. El único dilema es decidir cuál de todas es la adecuada. Hay una para cada quién, como la sencilla, la de queso, doble queso para los atascados o todo lo anterior con piña. Aparte de esto, le puedes agregar las guarniciones clásicas: un poco de ensalada, jitomates y catsup. El hecho de ser preparadas en la parrilla les da un sabor único y su tamaño es ideal para que pidas al menos dos. Tienen un sistema bastante eficiente: de un lado está la parrilla, te preparan tu hamburguesa al gusto y del otro llegas y pagas. Para completar el cuadro, detrás de la parrilla suena música de los 80, al volumen adecuado para amenizar tu estancia.
 
Colima esquina con Morelia, Roma, $ promedio: 70, sólo efectivo.
 

Quesadillas del mercado de Jamaica

El mercado de Jamaica es bastante conocido por la cantidad de puestos de flores que hay. Es muy fácil llegar a ese lugar y perderse en un mundo de rosas y tulipanes. Ya después de un rato, cuando empieza a dar hambre se encuentra entre todo el desastre de flores, un puesto chiquito con unas quesadillas que te desmayas de la delicia. Es algo difícil llegar a ese puesto ya que el mercado es enorme, pero una vez que lo encuentras no quieres alejarte de ese lugar. Las quesadillas que ofrecen son de todo tipo, queso chicharrón, bistec, entre otros. Con tanto movimiento el ambiente de este lugar es bastante ruidoso. Es para ir, darte un descanso, comer rico y olvidarte de lo demás. El queso se derrite en tu boca convirtiendo este lugar en una visita obligatoria.
 
Av. Morelos s/n, Iztacalco, $ promedio: 80, sólo efectivo.